Repelentes

Inicio

 
llamenos contacto
 
 

Repelentes de insectos para avispas, un buen método para ahuyentar picaduras

En la primavera y el verano, es muy común la proliferación de todo tipo de insectos voladores. Los mismos se desplazan sobrevolando al aire libre, lo que muchas veces resulta muy molesto y fastidioso.

Estos insectos, muchas veces, producen picaduras que pueden ser no sólo molestas sino también dolorosas. Para evitar las picaduras, se utilizan una serie de productos denominados repelentes. Las distintas sustancias de los mismos, protegen para distintos tipos de insectos.

En este caso nos ocuparemos de los repelentes de insectos para avispas. Las avispas son insectos himenópteros que poseen un aguijón que es utilizado para defenderse ante un ataque. Muchas veces, si bien las personas no buscan atacar al insecto, reciben una picadura de avispa porque éstas interpretan algún movimiento como un ataque brusco y deciden atacar en defensa propia.

Existen también avispas sin aguijón que no pican y existe un tipo especial de avispa denominada carnívora. Las picaduras de avispa se detectarán a través de una fuerte reacción en el lugar de la picadura, alguna reacción alérgica generalizada, con picazón, la cara hinchada, los labios hinchados y la presión arterial ligeramente baja.

repelentes-insectos-avispas-avispaLas picaduras de avispa representan una de las picaduras de insectos que más veces presenta reacciones alérgicas en las personas, por ello se han desarrollado distintos repelentes de insectos para avispas.La diferencia con la picadura de las abejas es que éstas retiran su aguijón luego de picar, las abejas lo pierden con la picadura y sólo pueden utilizarlo una vez. Por esta misma razón es que el aguijón de la avispa penetra con menor profundidad que en la picadura de abeja.

Para evitar todas estas tediosas y molestas situaciones (por no mencionar lo peligroso que puede llegar a ser el ataque de estos insectos a persona que resultan ser alérgicas al veneno de los mismos) muchas con las personas que utilizan los repelentes de insectos para avispas. Estas sustancias son de composición química o natural y sirven para ahuyentar a estos insectos y mantenerlos alejados disminuyendo la exposición a los mismos. Las sustancias activas de los repelentes para avispas presentan un aroma que puede llegar a resultar agradable para las personas pero resulta extremadamente desagradable para los insectos, lo que provoca que los mismos se alejen del lugar donde se encuentra el aroma en cuestión.

Repelentes caseros para avispas

Existen distintos tipos de repelentes de insectos para avispas. Para ahuyentar a las avispas del panal, para que usted pueda retirarlo del lugar sin temer una o varias picaduras, existen varios métodos. Uno de ellos es el humo. Si usted cubre el panal con humo, las avispas huirán y usted podrá retirar el panal cuando ninguna de ellas se encuentre allí. El folidol (venta en autoservicios y casas de jardinería) es una sustancia en polvo cuyo olor ahuyenta a estos insectos. El agua con jabón produce en las avispas un atontamiento que le permite a usted retirar el panal sin lamentar problemas mayores. Lo más conveniente es detectar y retirar el panal antes que esté totalmente construido.

repelentes-insectos-avispas-aplicarLos panales de las avispas se ubican, por lo general, en las esquinas del techo de la casa. Muchas veces, los panales son colgantes, y otras tantas son subterráneos. Los panales bajo tierra, conviene marcarlos cuando se ve entrar a un insecto por el hueco u orificio de entrada y, por la noche (donde baja considerablemente el riesgo de ser picado), se echa por el orificio parafina, aceite o agua y se tapa dicho orificio. Si se desea se rodea el hoyo con insecticida en polvo (folidol).

Para los nidos colgantes se recomienda, por la noche, rociar insecticida en aerosol o en polvo el panal, tomando las debidas precauciones para no ser picado. Para los nidos en los techos o entretechos conviene siempre llamar a especialistas ya que son los más difíciles de tratar. Un método casero que en vez de servir como repelente de insectos para avispas sirve para atraparlas es cortar una botella de plástico cerca del pico vertedor. Se da vuelta y se pega a la otra parte como si fuera un embudo. Dentro se pone a manera de cebo, un poco de carne. De esta manera las avispas entran para comer y luego no encuentran la forma de salir.

También se puede realizar la misma trampa con agua y detergente ya que las avispas para comer se mojarán y luego no podrán salir. Se recomienda no utilizar miel o sustancias dulces para no atraer a las abejas.

Existe un repelente para avispas que se utiliza para las piscinas. Se rocía sobre la superficie del agua y mantiene alejados a los insectos en cuestión durante un tiempo prolongado. En cuestión de repelentes para avispas, encontramos en el mercado varios productos, pero ninguno, salvo el DEET (que se utiliza sobre la piel de la persona) se utiliza sólo como repelente. La mayoría de los productos repelentes de insectos para avispas combinan distintas acciones: combaten, expulsan y repelen a los insectos. Todos estos productos tienen cantidades de veneno suficientes para poder eliminar a los individuos de esta especie, es decir, lo que se conoce como un gran poder de volteo. La mayoría actúa por contacto o por ingestión y resultan ser, altamente efectivos.

Recuerde siempre que una picadura de avispa no es poca cosa, ya que este insecto puede picar varias veces en una misma región (ya que no pierde su aguijón) y nunca se sabe cuanto veneno despide en cada picadura. Consulte siempre a su médico.