Plaguicidas

Inicio

 
llamenos contacto
 
 

Clasificación de los plaguicidas químicos

Los plaguicidas químicos son sustancias que resultan ser tóxicas y se utilizan para matar, exterminar o controlar a los insectos u organismos vivos que acechan los cultivos agrícolas o que puedan llegar a transmitir cualquier tipo de enfermedades a los seres humanos.

Si bien su utilización ha resultado beneficiosa en innumerables aspectos (sanidad, economía, etc), también ha resultado perjudicial en muchos casos, ya que su toxicidad ha arrojado varios casos de intoxicación (a los trabajadores y a los consumidores de los productos que, muchas veces, pueden resultar contaminados en el momento de la cosecha), daños al medio ambiente, empobrecimiento y sequía de los suelos, contaminación de aguas subterráneas y superficiales, etc.

Por estos motivos, hay que tener muy en cuenta llegado el momento de tener que elegir el plaguicida químico adecuado para un cultivo determinado, no sólo el nivel de efectividad y la rapidez de su acción sino también los daños colaterales que dicho plaguicida puede llegar a ocasionar para la salud y el ambiente. Existen, hoy en día en el mercado, numerosos y variados métodos menos riesgosos que protegen no sólo la producción agrícola sino también la salud y el ambiente. Algunos ejemplos son: plaguicidas orgánicos, plaguicidas naturales, aparatos que repelen los insectos a través de ultrasonido o de luz, etc. Los plaguicidas químicos se clasifican de acuerdo a los organismos vivos que controlan en varios grupos: insecticidas (controlan insectos), fungicidas (controlan hongos), herbicidas (controlan plantas o hierbas malas), Acaricidas (controlan ácaros) y rodenticidas (controlan roedores).

plaguicidas-quimicos-tiposDe acuerdo a la composición química que posean se clasifican en: organoclorados, organofosforados, carbamatos, piretroides y otros (Insecticidas); dinitrofenoles, triazinas, ácidos tricloroacéticos y otros (herbicidas) y compuestos de cobre y/o azufre, fenoles y otros (fungicidas). En el momento de elegir un plaguicida químico, hay que tener en cuenta varios aspectos. En su etiqueta, deberá poseer toda la información necesaria para quitar todas las dudas al comprador. Algunos de los datos que siempre hay que tener en cuenta al leer las etiquetas son: el ingrediente activo, el nombre comercial, clasificación toxicológica de acuerdo con la OMS, etc.

El ingrediente activo es la sustancia química que actuará como plaguicida. Existen distintos tipos de ingredientes activos. Algunos de ellos pueden contener sustancias tóxicas no declaradas por ser inertes. El nombre comercial es el nombre de la empresa que fabrica y comercializa dicho producto. Si la empresa es de nombre reconocido, brinda al comprador una confianza y confiabilidad extra.

Toxicología de los plaguicidas químicos

plaguicidas-quimicos-simbolosLa clasificación toxicológica de los plaguicidas químicos de acuerdo con la OMS (Organización Mundial de la Salud) es una clasificación de acuerdo con normas internacionales de acuerdo con el grado de peligrosidad que trae aparejada su aplicación. Hay distintos símbolos y colores que distinguen a cada categoría: una calavera con un rombo y una banda de color rojo distingue a los productos extremadamente peligrosos y muy tóxicos, una cruz en un rombo con una banda de color amarillo indica moderadamente peligroso y representa a un producto dañino, una cruz en un rombo con una banda de color azul señala que el producto es ligeramente peligroso y que hay que tener cuidado con su aplicación, una cruz con un rombo y una banda de color verde indican a los plaguicidas que en condiciones de uso normal no representan peligro.

Es importante aclarar, para no confiarse de dicha clasificación, que sólo hace referencia a los problemas que estos productos pueden llegar a ocasionar en el corto plazo. No se menciona ni se hace referencia a los problemas crónicos ni a largo plazo que el uso de estos plaguicidas podría aparejar. Existen algunos plaguicidas químicos que se encuentran restringidos y/o prohibidos en algunos países. Otros, se encuentran regulados como por ejemplo estipulando los intervalos necesarios luego de cada aplicación para la eliminación de los residuos. Esta información se puede encontrar en el Catálogo Oficial de Plaguicidas que rige en cada país.

En la República Argentina, dicho catálogo es estudiado y regulado por la Comisión Intersecretarial para el Control y Uso de Plaguicidas, Fertilizantes y Sustancias Tóxicas (CICOPLAFEST). Esta institución depende de la Secretaría de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, de la Secretaría de Medio Ambiente, Recursos Naturales y Pesca, de la Secretaría de Salud, de la Secretaría de Comercio y Fomento Industrial.

Finalmente, cabe mencionar la acción que realiza la “Red de Acción de Plaguicidas y sus Alternativas para América Latina” (RAP-AL). Esta institución que actúa a nivel internacional, nuclea a varias asociaciones sociales, organizaciones no gubernamentales, organizaciones de base, etc. que tienen como fin combatir el modelo de producción agrícola que emplea y promueve la utilización de plaguicidas químicos en forma indiscriminada (proceso conocido mundialmente como “revolución verde”). Se promueve a partir de este organismo la implementación de alternativas menos nocivas para la salud y para el ambiente en materia de plaguicidas.