Plaguicidas

Inicio

 
llamenos contacto
 
 

Características de los plaguicidas de uso doméstico

Los plaguicidas originalmente fueron creados para ser utilizados en el campo y, de esta manera, generar más producción de alimentos. Luego pasaron del campo a los hogares donde encontraron un lugar muy importante en el mercado, que no había sido explotado y que su movimiento se da en forma continua.

El uso de los plaguicidas de uso doméstico como controladores de plagas se ha vuelto indispensable, hoy por hoy, generando en el común de la gente la sensación de necesitar tener el producto en los hogares. Poseer un veneno para insectos a mano en cada casa no es algo que llegue a asombrar a casi nadie.

La teoría comunica, que la gran mayoría de la población no conoce los riesgos a los que se encuentra expuesto, ni el nivel de toxicidad de los productos del mercado, destacando que la libertad de elección está basada en el conocimiento de la marca. Entonces se define a los plaguicidas de uso doméstico como aquellos productos que están y son utilizados dentro del perímetro del domicilio, destinados para el control y la eliminación de plagas domésticas incluyendo también la regulación y el cuidado de arbustos y plantas en jardines.

plaguicidas-uso-domestico-tiposUna investigación realizada en Buenos Aires, arrojó resultados como para pensar y reflexionar sobre las maneras de uso y abuso de estos productos. También se analiza la percepción del consumidor acerca de los mismos.

Para la realización de este trabajo se utilizaron las treinta y tres sustancias más utilizadas como plaguicidas de uso doméstico. Siete de ellas se encontraron en el aire y con mas concentración en verano. Estas sustancias son clorpirifos, propoxur, diazinon, clordano, heptacloro y diclorvos, o-fenilfenol. La concentración de estas medidas fueron tomadas en relación al polvo recogido de las casas, donde reinaban altas concentraciones de productos. Para tomar dimensión de ello, se establece que un niño que ingiera un gramo de dicho polvo que reina en su propia casa, recibiría en su organismo 9 ug/día y unos 2 ug/día por inhalación.

Un plaguicida para cada plaga

plaguicidas-uso-domestico-insectosLas normas IRAM en el país recomiendan utilizar productos que posean principios activos de  clase 2. Éstos son los que al utilizarlos tienen un nivel bajo de toxicidad en relación a la clasificación de la OMS (Organización Mundial de la Salud). Esta clasificación se establece por la toxicidad que la sustancia representa para el ser humano y se toman como referencia las dosis de las medidas letales para cada plaguicida.

Los plaguicidas de uso doméstico se dividen en cuatro grupos: los CLASE IA (Extremadamente peligrosos), Clase IB (Altamente peligrosos), Clase II (Moderadamente peligroso), Clase III (Escasamente peligrosos); agregándose también algunos productos que, bajo el uso normal de los mismos, presentan bajo nivel de toxicidad. Pero los ingredientes activos de los Plaguicidas de uso doméstico representan sólo uno de los factores para determinar si es o no es tóxico.

Se toman en consideración para su clasificación los solventes utilizados, los líquidos emulsionantes, polvos, cebos, pastillas, como también se toman las situaciones en donde se utiliza y las condiciones como por ejemplo la temperatura, la ventilación, los elementos de aplicación, etc. Dentro de una población X que se tomó como para realizar el estudio, se encontró que el 75% de los hogares utiliza un producto para eliminar una determinada plaga, arrojando en el censo que el insecto más combatido por los seres humanos es la cucaracha. Se encontró que la cucaracha con el 60% se lleva el primer puesto, seguido por los mosquitos con el 48%, debajo las moscas 31%, piojos 18%, hormigas 18% y las ratas 8%.

La población de los hogares, en el momento de considerar la peligrosidad de los plaguicidas de uso doméstico, eligió como el producto más peligroso a los hormiguicidas 41%, y a los cucarachicidas con un 39%, y los que se han considerado de menor peligro fueron los espirales para los mosquitos con un 49% y los shampoo para piojos con un 27%. De este estudio también se desprende que 24% de los encuestados no pudieron determinar cuáles son los productos más peligrosos y un 36% no determinaron cuál es el producto menos peligroso. Los síntomas que se reflejan en el cuerpo cuando se ha tomado contacto con estos venenos fueron uno de los puntos que la gente parecía conocer.

El 65% contestó automáticamente al preguntarles uno de los síntomas que representan la intoxicación por plaguicidas de uso doméstico; otro 45% menciono dos síntomas y, el resto que representa el 18%, 3 o más síntomas. Entre todos los síntomas nombrados los seleccionados por la gente fueron: vómitos, alteraciones respiratorias, mareos, malestar general, problemas de piel, molestias en los ojos, somnolencia, náuseas y dolor de cabeza.