Plaguicidas

Inicio

 
llamenos contacto
 
 

Uso del aplicador de plaguicidas

Los plaguicidas son sustancias que se aplican para poder llegar a controlar, eliminar y erradicar todo tipo de plagas de insectos que puedan llegar a causar problemas en las plantaciones agrícolas de un campo o en las viviendas particulares de las personas.

Existen distintos tipos de plaguicidas, los hay orgánicos (no presentan ningún tipo de toxicidad) como también existen sustancias químicas muy complejas de aplicar ya que poseen un nivel de toxicidad elevado. Todos estos tratamientos que incluyen el uso de un aplicador de plaguicidas tienen una serie de objetivos a cumplir. Entre estos objetivos se encuentran el lograr la mayor eficacia y rapidez posible en la erradicación de la plaga, aprovechar al máximo los productos fitosanitarios que se aplican para poder beneficiarse con los costos y para poder reducir el impacto que los mismos causan en el ambiente, maximizar el rendimiento del trabajo, etc.

Finalmente seleccionado el producto, la dosis y el momento adecuado, llega el momento de decidir qué tipo de maquinaria se utilizará para esparcir el producto. Existen distintas formas y métodos de aplicación de plaguicidas. De acuerdo con el vehículo que utiliza cada método, depende su clasificación. Existen tres tipos de productos que pueden utilizarse: sólido, líquido o gaseoso. Los aplicadores de plaguicidas pueden ser: máquinas de espolvoreo, pulverizadores, máquinas fumigadoras, cebos.

aplicador-plaguicidas-tiposSi bien no requieren de ningún tipo de maquinaria, existen otros métodos que se utilizan para aplicar plaguicidas que requieren una aplicación más simple como son las aplicaciones por medio de canales de riego y las aplicaciones directas en el suelo. El espolvoreo consiste en la aplicación de un plaguicida cuyo estado es sólido (polvo) utilizando para este medio una corriente de aire.

Esta técnica resulta altamente ventajosa en varios aspectos ya que permite que la sustancia activa penetre mejor en las plantas, permite tratar a vegetales que se encuentren en lugares donde escasee el agua y permite una aplicación muy rápida. Entre las desventajas que presenta este aplicador de plaguicidas se puede mencionar que el producto no se adhiere demasiado a la planta, que la distribución no se realiza en forma homogénea, si existe humedad se apelmaza el producto esparcido, si existe viento puede trasladarse el producto a zonas no deseadas. Otra desventaja importante es que es una barrera poco segura de protección.

Máquinas para la aplicación de plaguicidas

aplicador-plaguicidas-equiposUn método aplicador de plaguicidas muy popular es la pulverización que consiste en la distribución de un producto que se encuentra en estado líquido que mediante una corriente de aire se deposita en las plantas. El lugar para poder aplicar este método debe ser desnudo, en zonas de cultivos bajos o entre líneas de cultivos, también se puede aplicar en zonas de cultivos de árboles, etc. La cantidad de producto a utilizar siempre oscilará entre volúmenes medios y bajos. Se pueden aplicar muchos tipos de plaguicidas (insecticidas, herbicidas, etc.) mediante la pulverización así como también pueden aplicarse aceleradores y retardadores para el crecimiento de las plantas (denominados fitoreguladores), fertilizantes, etc. Por último, cabe aclarar, que hay que tener ciertas precauciones con este método aplicador de plaguicidas ya que los distintos agentes de la naturaleza pueden alterar su nivel de eficacia; hay que tener cuidado con la temperatura, la humedad, la presión del ambiente y el viento.

Otro método aplicador de plaguicidas que requiere la utilización de máquinas es la fumigación que consiste en la aplicación de una sustancia que se encuentra en estado gaseoso. Lo principal para aclarar en este tipo de intervención es que requiere para su utilización, personal autorizado y especializado a tal efecto.

La aplicación de cebos es otro método aplicador de plaguicidas que no requiere de la utilización de artefactos. Existen ciertas precauciones que hay que tener en cuenta en el momento de utilizar cualquiera de los aplicadores de plaguicidas anteriormente mencionados. La primera, es siempre contratar personal capacitado y habilitado para tal fin. Esta persona que se encuentra calificada, será quien seleccione la sustancia activa, quien la compre, la manipule y, finalmente, quien la aplique. El personal calificado entiende muy bien cuál es la mejor opción para cada caso, las sustancias que menor impacto causan al ambiente, a la plantación y a las personas. Además, se adecuará a las normas de salud, seguridad e higiene que rigen en la región. Los aplicadores de plaguicidas (máquinas para la aplicación de plaguicidas) serán brindadas por la empresa que usted contrate.