Plagas en muebles

Inicio

 
llamenos contacto
 
 

Control de todo tipo de plagas

Se considera plaga a toda aquella situación en la que un organismo vivo produce daños (ya sea económicos, ya sea físicos, o de cualquier otro tipo) a los intereses de otro ser vivo (salud de seres humanos, salud de animales, plantas cultivadas, materiales o medios naturales, etc.).

Cabe destacar que lo que se califica como plaga no es a un organismo vivo, sino que lo que se califica como tal es una situación determinada por ese organismo. Es preciso aclarar que no es correcta la utilización del término peste como sinónimo de plaga ya que este término proviene de la palabra inglesa pest cuya traducción literal sería plaga.
En cambio, la palabra peste se aplica para enfermedades infectocontagiosas de rápida expansión.  Hay dos tipos de plagas: plagas vegetales y plagas animales, las cuales suelen afectar en demasía a los muebles. Entre las plagas vegetales se encuentran el clavel del aire, la barba del viejo, gomosis, la falta de nutrientes, la poda sanitaria, los hongos, las agallas, entre otras. Las plagas de tipo animal se dividen en dos grupos: los vertebrados y los invertebrados.

control-de-plagas-plagas-mueblesDentro del grupo de los vertebrados se encuentran las plagas de murciélagos, ratas, palomas y comadrejas. Dentro del grupo de los invertebrados encontramos tres subgrupos: los moluscos, los arácnidos y los insectos. Entre los moluscos se encuentran los caracoles y las babosas. Al grupo de los arácnidos pertenecen los escorpiones, las arañas y las garrapatas.

Y por último, en el grupo más grande, el de los insectos, se encuentran las polillas, hormigas, pulgas, termitas, moscas, mosquitos, cucarachas, avispas, grillos, piojos, chinche, bicho taladro, etc. Hay varias técnicas que se utilizan actualmente para el control de plagas en muebles y otras áreas. Nombraremos y explicaremos a continuación las más utilizadas.  

Técnicas biológicas y químicas para el control de plagas en muebles

Uno de los sistemas de control de plagas en muebles más utilizados a través de los tiempos es el uso del pesticida. Pero, dado los problemas que ocasiona a largo plazo, no es la solución más conveniente. Para complementar esta técnica, la ciencia ha estudiado y diseñado distintas técnicas para el control de plagas. Las técnicas de cultivo han sido mejoradas considerablemente luego de comprobarse que las plantas sanas y robustas son considerablemente más resistentes a las plagas. Para favorecer la sanidad de la planta es muy importante adoptar la mejor época para la plantación, riego y fertilización de los cultivos.

control-de-plagas-muebles-laboratorioUna técnica que se está utilizando actualmente en el cultivo de la alfalfa es dejar una zona sin sembrar. Los organismos que pueden llegar a causar una potencial plaga, se alojan allí, en la zona sin cultivo. Otra técnica muy útil es la de rotación de cultivos. Si bien es una técnica que data de muchos años, se ha comprobado que rotando las hileras de cultivo de un año a otro, se evita la aparición de ciertos insectos que atacan las plantaciones. Esta técnica es muy favorable para nuestros muebles debido a que las plagas de los cultivos pueden adentrarse en nuestra vivienda e incorporarse al mobiliario, y es así como luego se propagan dentro del mismo ocasionando estragos.

La técnica del control biológico de plagas consiste en utilizar alguna enfermedad, parásito o depredador natural para contrarrestar y controlar los organismos que generan la plaga. Este proceso se produce en forma natural ya que los nuevos organismos no encuentran barreras que impidan su reproducción. La técnica de control genético de plagas se encarga de realizar alguna modificación en la misma especie.

Una forma de llevar a cabo esta técnica es liberar una cantidad determinada de machos estériles que luego compiten con los machos fértiles para fecundar a las hembras. Esto produce que muchas de las potenciales descendencias no lleguen a existir y, de esta forma, se disminuye el número de individuos de la especie.

Otra forma es manipular genéticamente al tipo de cultivo, de manera tal que llegue a ser resistente a la plaga. Este proceso puede llegar a tardar mucho tiempo de estudio (entre diez y veinte años). Las hormonas y feromonas son otras técnicas empleadas para el control de plagas. Las feromonas son sustancias que los animales poseen para atraer a los individuos de su misma especie. Las hormonas de los insectos se pueden utilizar para luchar contra ellos. Son aplicadas en un momento del ciclo de la vida del insecto de manera que resulte desfavorable para su crecimiento y desarrollo. Pueden provocar deformaciones e incluso la muerte del insecto.

Por último, la cuarentena es uno de los métodos más utilizados en el comercio internacional. Esta técnica consiste en decretar la prohibición de importación o exportación de determinado animal o vegetal que se encuentre infectado por la plaga para prevenir que se traslade el organismo que la ha causado a otras zonas geográficas donde puede reproducirse y expandirse. Una vez erradicada la plaga, se reanuda el comercio de dicho producto.