Picaduras de insectos

Inicio

 
llamenos contacto
 
 

Picaduras de pulgas en mascotas

Hemos hablado ya de las picaduras de garrapatas, pero existe un insecto que es muy similar a éste y también pica, nos referimos a las pulgas; entendemos por pulga un insecto que succiona la sangre y se alimenta de los perros, gatos y demás animales, como característica principal, carecen de alas.

Las pulgas pueden vivir en las mascotas pero también pueden afectar a los humanos, los duelos de dichas mascotas suelen sentirse a veces molestos por las pulgas y por eso recurren a los repelentes tradicionales que son inofensivos para éstas; las picaduras de pulga ocurren alrededor de la cintura, tobillos, axilas y en la curva de los codos y las rodillas; los síntomas que suelen presentarse son: erupción y urticaria; la primera consiste en pequeñas manchas rojas que presentan prurito y pueden sangrar, podemos encontrarlas en los pliegues de las articulaciones, la superficie de la piel afectada o cuando se presiona el área ésta se torna blanca.

Las erupciones suelen extenderse a otras áreas y formar edemas, heridas o úlceras; es muy factible que observemos los síntomas de picadura de pulga de manera súbita, es decir, al cabo de horas. Uno de los pasos más importantes para evitar a estos insectos es reconocer el problema, en muchas oportunidades se consulta porque el perro tiene prurito permanente y por ende lo vemos rascarse todo el tiempo y perder pelo; muchos de ellos son tratados con corticoides pero esto solo es una solución momentánea ya que luego todo vuelve a repetirse.

picadura-pulga-pulgasDebemos saber que la picadura de pulga desencadena en todo un problema, un perro alérgico se lame las patas, se rasca su cara y axilas, lo que provoca una infección en los oídos como en ambos ojos; en el caso de los gatos, las picaduras de pulgas son frecuentes en primavera y verano. Las pulgas se alimentan de la mascota succionando la sangre pero sus huevos caen y se desarrollan en las alfombras, sillones y demás espacios, lo que hace que el problema no sea sólo del animal sino también de los dueños.

Patologías transmitidas por las picaduras de pulgas

picadura-pulgas-gatoUno de los daños más comunes provocados por la picadura de pulgas es la pérdida de sangre, en casos de ataques masivos, los animales pequeños o de raza pueden desarrollar problemas de anemia o incluso morir por pérdida de sangre. Otra de las afecciones son las enfermedades cutáneas; la presencia de estos insectos puede conllevar a irritación local en el área en donde el animal ha sido picado lo que se conoce como dermatitis por picadura de pulga; también pueden ocurrir reacciones alérgicas del organismo en general.

Dicha dermatitis puede observarse sobre el vientre, las caras internas de los muslos y las axilas, los síntomas frecuentes son: enrojecimiento de la piel, rascado debido a la picazón con la consiguiente infección y lesiones por mordedura. La dermatitis por picadura de pulga tiene una evolución compleja, la misma se debe a propiedades de la saliva de la pulga que presenta ciertas sustancias las cuales provocan reacciones alérgicas en el perro o el gato; las secuelas de dicha reacción son las costras, alteraciones seborreicas, alopecia y daños provenientes de lamidos.

Por último, otro de los daños más tradicionales de la picadura de pulga es la transmisión de endoparásitos; no debemos olvidarnos que las pulgas son intermediarios de la tenia que contiene al Dipilidium Caninum, cuando la mascota combate con sus dientes a las pulgas, en el esfuerzo por matarlas, se rascan permanentemente, se lastiman y muchas veces terminan por tragarlas, así es como comienza una cadena que culmina con la aparición de parásitos internos.

Existen distintos tratamientos para combatir las picaduras de pulgas y a ellas mismas, para determinar cuál será el más conveniente debemos consultar con nuestro veterinario, de todas formas, entre las pautas generales podemos incluir: limpieza de la zona con agua y jabón, uso de antihistamínicos si es necesario evitar la comezón, y la administración de paracetamol para combatir las molestias. En los humanos las picaduras de pulgas pueden causar molestias e incluso fiebre, cuando el dolor y la comezón en el o las áreas afectadas es persistente o se presentan signos de infección como enrojecimiento, calor, hinchazón o supuración, debemos consultar con un médico. De esta forma recurriremos a medicamentos que no sean alérgicos si somos personas hipersensibles.