Picadura de mosquito

Picadura de abeja

Picadura de avispa

Picadura de araña

Picadura de escorpion

Picadura de alacran

Picadura de garrapata

Picadura de pulga

Inicio

 
llamenos contacto
 
 

Reacciones ante las picaduras de insectos

Se sabe popularmente que tanto las picaduras de insectos como sus mordeduras pueden causar reacciones inmediatas en la piel. Es más, muchas veces con sólo mirarnos la picadura, hay quien puede decirnos qué nos picó. Algunas de estas picaduras son más que molestas, muy dolorosas. Tal es el caso de las picaduras de abejas, avispas y avispones. Por otra parte, picaduras como las de mosquitos, pulgas, y ácaros sólo provocan a veces desesperantes picazones, pero no dolor.

El cuidado de las picaduras de insectos es del ámbito familiar en un 90%, pero lo cierto es que en algunas personas de patologías alérgicas estas picaduras les causan cuadros graves y complicados requiriendo la aplicación de medicamentos como los corticoides para que estas reacciones severas no desencadenen incluso la muerte.

La reacción alérgica que puede llevar a la muerte se denomina anafilaxia y depende de que sea urgentemente atendido el paciente de que no se desencadene en deceso, pues el paciente puede acusar terribles bloqueos respiratorios o hacer un estado de shock.

picaduras-insectos-tiposEn el caso de las picaduras de insectos en general, suelen ser inofensivas, salvo algunas de arañas como la viuda negra o la reclusa parda, que sí pueden ser mortales, o la mordedura de alacrán también mortal en caso de que una persona u animal doméstico sea mordido por un insecto o araña, debe ser derivado de manera urgente al establecimiento sanitario más cercano y que tenga el suero pertinente e intentar llevar consigo el agente de la lesión para ser analizado.

Definitivamente, la picadura de insecto o la mordedura, variará en gravedad según el tipo de insecto de que se trate y respecto de la persona que se vea afectada. En su mayoría, las personas experimentan un dolor localizado, piel enrojecida, manchas en la piel, picazón o presentan la zona del daño, hinchada. En particulares circunstancias –animal agente, persona o lugar de la lesión- puede haber ardor, entumecimiento y hormigueo.

Recomendaciones para tratar picaduras

Los casos graves tienen síntomas característicos en el caso de las picaduras de insectos y mordeduras: dificultad para respirar, respiración entre cortada o sibilante, hinchazón en cualquier parte de la cara, idea de permanente opresión en la garganta, sensación de debilidad, coloración azulada. Es indispensable saber qué hacer y qué medidas urgentes tomar en estos casos, para ello, deben seguirse algunas fases primarias de acción en la persona afectada por estas picaduras de insectos. En el caso de emergencia por severas reacciones ante estas picaduras de insectos deben, como primera, medida examinarse las vías respiratorias para chequear la frecuencia respiratoria de la víctima.

picaduras-insectos-repelentesAl mismo de llamar a la central de emergencias del lugar puede comenzarse, de ser necesario, comenzar la respiración boca a boca y las RCP, e intentar por todos los medios que la persona afectada no entre en pánico. Despojar a la persona de todo aquello que pueda constreñirla, como cinturones, sujetadores, anillos, cadenas, etc. a fin de facilitarle su respiración, que no sufra hinchaduras ni inflamaciones y hacer la espera del auxilio médico más confortable.

Recurrir al botiquín de primeros auxilios, dado que en las zonas donde estas picaduras de insectos son usuales, dichos botiquines tienen estuches de epinefrina lo facilita la recuperación. Estas recomendaciones son las que se deben seguir en caso de emergencia o entrar la persona afectada en cuadro de shock, pero en situaciones generales de picaduras de insectos o mordeduras, siempre se recomienda quitar en primera instancia el aguijón, para ello se puede utilizar el reverso de una tarjeta de crédito o cualquier otro objeto que tuviera un borde en línea recta.

No deben utilizarse pinzas dado que con ellas puede apretarse la bolsa de veneno y que éste se libere en cantidad por flujo sanguíneo, depende que tan profunda se la picadura del insecto. Una vez quitado el aguijón, se procederá a lavar muy precisamente la picadura con agua y jabón, y luego, se cubrirá el área de la herida con hielo molido envuelto en una tela de algodón, no de nylon, y dejar que actúe por unos diez minutos aproximadamente, se retira y se vuelve a realizar el proceso a los fines de que no se hinche la zona afectada.

En caso de ser necesario se podrá ingerir un antihistamínico y aplicar cremas que permitan reducir la picazón aliviando la incomodidad.

En caso de ser indispensable, podrá también recetársele a la persona afectada un ansiolítico para que así se relaje más rápida y eficazmente, siempre y cuando sea por estricta receta médica. Es muy importante que la víctima quede bajo observación por varios días y asegurarse así de que no presente señales de infección, evidenciada ésta a partir del enrojecimiento, la hinchazón, endurecimiento o dolor en la zona afectada. De ninguna manera deben aplicarse ni torniquetes, ni deben administrarse sin consulta profesional estimulante alguno, o aspirinas o medicamentos para el dolor sin la pertinente prescripción. Es importante observar detalles de sentido común, como no molestar a los insectos –en el caso de ver nidos de avispas, por ejemplo-, evitar moverse rápido cerca de los nidos, usar ropas con flores cerca de los mismos y llevar un botiquín de urgencias si son personas alérgicas a las picaduras de insectos.