Palomas

Inicio

 
llamenos contacto
 
 

El ahuyentamiento de palomas, amparado por la ley

Las palomas son en la actualidad el ave-plaga más peligrosa para el ser humano, portadora de los elementos más peligrosos que puede contagiar un ave. Las palomas se suelen juntar  en masas que pueden llegar hasta varios cientos de individuos, vuelan en grupo y reposan juntas casi siempre, aunque puede haber excepciones.

Normalmente tienen preferencia por los edificios grandes para posarse, si bien es cierto que, en algunos casos, pequeños grupos habitan sobre casas individuales y esto es lo que hace difícil el ahuyentamiento de palomas. Utilizan los puentes, edificios, estatuas, etc. como áreas de perchado, descanso y realización de nidos. Se las puede encontrar en las áreas rurales, allí habitan en los patios de las granjas, establos, graneros, torres, etc. En general, las palomas son animales que tienden a alimentarse, anidar y descansar rutinariamente en los mismos lugares, en sitos localizados en áreas altas y protegidas.

Se alimentan de basuras y restos de comida, o de lo primero que encuentran a su alcance. El apareamiento puede ocurrir en cualquier época del año, pero en primavera y otoño se reproducen con especial intensidad. En ciudad, al encontrar buenos anidamientos, se reproducen de forma estable durante todo el año.

ahuyentamientos-palomas-redesEn la ciudad pueden llegar a vivir hasta 5 años. En casi todos las naciones del mundo, y en particular en la República  Argentina, las aves están protegidas por la Ley y por por esto los productos de ahuyentamiento de palomas deben seguirla extrictamente.

Incluso algunos Municipios determinan qué procesos están permitidos y cuales no, a la hora de resolver una infestación de palomas, o de cualquier otra ave que se haya constituido en plaga. En Buenos Aires, el control de murciélagos y aves puede ser realizado mediante métodos diversos, en la mayoría de los casos no cruentos, pero es fundamental aclarar que cualquiera de estas operaciones no deben ser de eliminación de aves, sino de control o ahuyentamiento. El método mas efectivo de ahuyentamiento de palomas es la exclusión con redes plásticas, previene que las aves se posen sobre los edificios y techos de edificaciones.

Métodos para el ahuyentamiento de palomas

ahuyentamiento-palomas-tiposLas características de peso y resistencia de estas redes las hace especiales para aves. Ésto se puede realizar con un sistema de redes antiave de uso arquitectónico, que son más resistentes y durables que las redes de uso agrícola. La red antiaves no es solo un excelente sistema de ahuyentamiento de palomas, sino que ha sido usada para proteger puentes, arcadas, patios, techos, aleros, estaciones de servicio, jardines, balcones, viñedos, anuncios, ventanas, bordes y caras completas de edificios, desde la parte superior hasta el suelo.
Si la exclusión es una tarea que no puede llevarse a cabo entonces se utilizan alambres y pinchos para evitar el perchado.  Este es un sistema creado para prevenir que las aves se posen en cornisas, marcos de ventanas, tuberías, etc..,en general para cualquier lugar sobresaliente de edificios y construcciones donde las aves puedan posarse para descansar, divisar las zonas de alimentación o incluso anidar.

En espacios abiertos han demostrado gran efectividad los repelentes electrónicos por sonidos. Estos productos para el ahuyentamiento de palomas emiten sonidos audibles y son ideales para entornos abiertos pues cubren grandes extensiones. Reproducen gritos agónicos y de ataque de aves, junto con otros sonidos artificiales con el propósito de ahuyentar pájaros de plantaciones frutales, campos agrícolas, construcciones, silos, aeropuertos y otros sitios donde las aves constituyan una molestia.

Otro método pueden ser los disuasivos visuales. Son métodos de distracción y desorientación, incluye material reflectante, globos y siluetas de depredadores. Son de facil adquisición e instalación, pero solamente son efectivos en lugares desprotegidos o como complemento de sistemas móviles o sonoros. Otros métodos como el uso de geles repelentes han demostrado ser poco eficaces.

Las aves son móviles persistentes y pueden adaptarse fácilmente a cualquier entorno, esto hace que sean difíciles de controlar. Si no se emplean los medios de ahuyentamiento de palomas adecuados para cada situación se puede fracasar, por eso en el control de plagas de aves no existe un sólo método adecuado para todos los casos. Depende de cada situación en particular, de la especie a controlar, del número de ejemplares y de su vinculación al lugar que queremos proteger. Antes de elegir cualquiera de los métodos disponibles, es recomendable consultar a un experto que nos indique cuáles podrían ser efectivos en cada caso concreto, con el objetivo de emplear nuestro tiempo y dinero en aquellos que realmente tengan probabilidades de éxito.