Limpieza

Inicio

 
llamenos contacto
 
 

Ventajas de combinar la limpieza y la desinfección

Es sabido que la limpieza y la desinfección son una necesidad de salud y a la vez son acciones complementarias y que además no es para nada aconsejable hacerlas simultáneamente.

Es indispensable eliminar primeramente la suciedad a través de una acción de limpieza a fondo que termine con los microorganismos y de esa manera la desinfección pueda actuar para eliminarlos total y efectivamente. Obviamente la limpieza no debe actuar sólo en aquello que está a la vista, siempre es determinante tener en cuenta el objeto y el espacio que se quiera limpiar además del tipo de suciedad de que se trate: no es la misma limpieza que requiere la grasa en un comal que la que se estaciona en los estantes de la kitchen.

Es que es muy posible que algunas bacterias puedan ‘fijarse’ entre ellas mismas, y a las superficies por un fenómeno que se denomina adherencia bacteriana o biofilm. En estas condiciones las bacterias resisten por mil veces más la limpieza que pudiera removerlas que si se hallaran libres. Tal es la razón por la que una estrategia apropiada de limpieza y desinfección para eliminar bacterias y microorganismos en general de manera definitiva no es posible sino admitimos que encarar una limpieza y desinfección con eficacia no es una tarea sencilla y por ello es definitivo pensarlas en secuencias: primero una limpieza a fondo y luego la desinfección que termine de una vez con bacterias y microorganismos.

limpieza-desinfeccion-objetosPara iniciar la limpieza es definitivo determinar el área de acción, y proveerse de los elementos de limpieza, baldes, jergas, lampasos, trapos de cocina, trapos rejilla, detergentes y cepillos además de una escoba y un recogedor son ‘ayudantes’ básicos a la hora de decidirse a limpiar. Es justamente con la desinfección luego de una buena limpieza que se produce la destrucción de microorganismos patógenos o no, como bacterias, hongos y protozoos. La acción de desinfectar implica diversos e igualmente eficientes tipos de desinfección. Limpieza y desinfección siempre van a ser parte de un mismo proceso y  en lo particular desinfectar está pensado para accionar por calor seco o húmedo, por radiación, por autolavado (calor húmedo o presión) o tratamiento con componentes químicos.

Productos recomendados para limpiar y desinfectar

limpieza-desinfeccion-personasSiempre un correcto proceso de limpieza y desinfección constituye una herramienta básica y necesaria dentro del combate que implica una fuerte prevención y erradicación de patologías varias, principalmente humanas, pero que también pueden traer incluso nuestras mascotas. Es indudable que, complementariamente a la limpieza y desinfección, la prevención se hace imprescindible, así como el guardar normas severas de control en cuanto a higiene refiere y un estricto control de patologías tanto humanas como animales que puedan ser origen de preocupantes y a veces, graves plagas.

limpieza-desinfeccion-productosUna forma óptima de prevenir patologías es aplicar desde las instituciones de gobierno programas de bioseguridad completos. Con respecto a qué sustancias son las que se utilizan en una limpieza sabemos que entre las más populares y milenarias podemos hallar al pan de jabón, que en la actualidad puede ser blanco o de glicerina.

En nuestros días, los jabones se encuentran prácticamente restringidos al uso de la ducha o de la higiene personal. Los jabones se consiguen mediante el proceso de neutralización desarrollado por álcatis –sustancias alcalinas- de los ácidos grasos saturados –como el láurico o el palmítico- o no saturados – oléico-. En el primer caso, tendremos los llamados jabones duros y consistentes, y en el segundo los llamados jabones blandos o semiblandos. También son utilizados diferentes detergentes, compuestos de cloro y amoníaco, con soluciones cremosas que además, no dañen los artefactos e instalaciones de baños y cocinas, sus enlozados ni tampoco las griferías, mantener la calidad así como el buen funcionamiento de los mismos también previene la instalación de focos infecciosos.

Los compuestos usados más frecuentemente en toda práctica de desinfección son por ejemplo, cloruros, metanol, ácido clorhídrico, etc. Una gran cantidad de las sustancias utilizadas en desinfección son de características fuertemente tóxicas por lo que debe considerarse a conciencia en el momento de programar una desinfección y al elegir qué productos se  usarán. En lo posible, deben utilizarse productos que no dañen en demasía el medio ambiente.

Limpieza y desinfección son acciones que tienen por efecto reducir y en lo posible, evitar la presencia de microorganismos patógenos. En la mayoría de los casos son prácticas puestas en acción conjuntamente: primero limpiar y luego desinfectar. Reducir las patologías, cercar las enfermedades son objetivos no sólo de particulares sino de también de gobiernos y organizaciones no gubernamentales dado que una correcta política de concientización acerca de limpieza y desinfección permite programar mejores condiciones de salubridad no sólo a nivel particular sino también a nivel social, e incluso lograr una coordinación de carácter internacional en particular para aquellas situaciones de riesgo pandémico.