Limpieza

Inicio

 
llamenos contacto
 
 

Técnicas de limpieza y desinfección hospitalaria

La limpieza y desinfección hospitalaria no es cualquier tipo de limpieza o la que estamos acostumbrados a llevar a cabo en nuestras viviendas, esto se debe a que estamos en sitios en donde se debe tener un mayor cuidado con respecto a los microorganismos que puedan aparecer.

La frecuencia de la limpieza debe ser mayor, las tareas deben realizarse con mucha más minuciosidad; la desinfección también forma parte de la limpieza o, mejor dicho, la complementa, esta debe hacerse luego de una adecuada limpieza, es decir, ambos procedimientos tienen un orden: ante todo se limpia y luego se desinfecta.

La limpieza y desinfección hospitalaria puede dividirse básicamente en dos tipos: regular o concurrente y Terminal, pero más allá de ambas existen algunos conceptos básicos que involucran a las dos que debemos tener en cuenta. Antes de llevar a cabo la limpieza y desinfección hospitalaria debemos conocer las fuentes de contaminación y los mecanismos de transmisión, también es necesario tener en mente que la limpieza y desinfección hospitalaria no es la misma que puede hacerse en una fábrica, vivienda o empresa, la misma debe garantizar que se evite la proliferación de gérmenes y bacterias.

limpieza-desinfeccion-hospitalaria-hombreLas técnicas con que se limpia son fundamentales, debido a que muchos realizan este tipo de tarea erróneamente, en vez de destruir la totalidad de las bacterias las diseminan por todo el servicio u hospital; como regla principal se debe conocer y respetar las indicaciones técnicas en la utilización, almacenaje y distribución de los desinfectantes a utilizar. En un hospital existe una clara diferenciación de tres áreas básicas para aplicar el protocolo: zona de alto riesgo (quirófanos), zonas de mediano riesgo (vestuarios y duchas) y zonas de bajo riesgo (oficinas administrativas, escaleras, pasillos, etc). limpieza-desinfeccion-hospitalaria-productos

La limpieza y desinfección hospitalaria es posible con el mantenimiento de un buen nivel de hábitos higiénicos, además cabe destacar que para obtener resultados más eficaces se han eliminado o modificado varios métodos, por ejemplo el barrido en seco.

Actualmente los hospitales aplican un barrido húmedo en todo el servicio, los utensillos de limpieza que emplean son: trapeadores (sólo en las zonas de riesgo), baldes de agua y algunos lampasos; la utilización de bolsas de basura adecuadas según el tipo de desecho es de gran importancia (las bolsas rojas son para los deshechos bio-infecciosos, las bolsas blancas o transparentes y negras para los deshechos comunes).

Limpieza y desinfección hospitalaria en zonas de alto riesgo

limpieza-desinfeccion-hospitalaria-quirofanosComo mencionamos previamente, la limpieza y desinfección hospitalaria se realiza área por área con características especiales, a continuación ahondaremos en los detalles de esta tarea. Ante todo se debe aplicar filiferina al 1% en un paño húmedo en las zonas de alto riesgo, nos referimos a las lámparas cialiticas, las mesas de operaciones, los suelos de los quirófanos y todas las superficies en donde se valla a colocar el material quirúrgico.

Otra de las desinfecciones incluye la limpieza del lavamanos con cepillos desechables, se debe retirar toda la ropa sucia depositándola en las bolsas rojas; el mobiliario será lavado con solución desinfectante siempre dejando el equipo de cubetas fuera del quirófano para evitar la contaminación. La limpieza y desinfección hospitalaria después de las intervenciones es crucial, se procederá a higienizar estas áreas inmediatamente después de la última intervención, será una tarea muy similar a la anterior pero se añadirán algunos pasos adicionales.

Se aplicará sobre las paredes una solución desinfectante hasta una altura accesible, los fregaderos y lavamanos se limpiarán con solución desinfectante al igual que el suelo; la limpieza de las ruedas de todos los carros se realizará mediante pulverización también con desinfectante. El suelo se higienizará con barrido húmedo y fregado con trapeador y doble cubo, todos los armarios y estanterías serán limpiados con desinfectantes dos veces por semana al igual que los pasillos y corredores.

La limpieza y desinfección hospitalaria Terminal se sugiere una vez a la semana, o de acuerdo a criterios técnico del equipo, por ejemplo, después de llevar a cabo una operación o en caso de que un ambiente se encuentre sumamente contaminado. El día en que se realice esta limpieza y desinfección hospitalaria, debe retirarse el cielo falso, sacudir el polvo de todas las áreas, mover los muebles y proceder a su limpieza.