Insectos

Inicio

 
llamenos contacto
 
 

Tipos de trampas de luz para insectos voladores

Las trampas de luz para insectos voladores son un medio efectivo para el control de las plagas.  Los insectos voladores que, en áreas urbanas, encontramos son las moscas, abejas, libélulas, mariposas, mosquitos etc.

Teniendo en cuenta que en los lugares como los hospitales y en donde se producen alimentos, estos insectos pueden convertirse en transmisores de enfermedades.

La esta trampa de luz resulta un producto óptimo para estos casos. En el mercado, hay muchas marcas pero las Tl2-c son eficientes al momento del intercambio de de placas usadas o tubos de luz, con el beneficio de no desarmar el equipo. En nuestro mercado las trampas de luz para insectos voladores se desarrollan para el segmento de las moscas por ser un vector de transmisión de muchas enfermedades. Existen tres tipos:

  1. La trampa electrocutora: atrae a las moscas con su luz ultravioleta y, al posarse sobre la reja conductora, el insecto se electrocuta por que esta conduce electricidad.
  2. La trampa con una plancha adhesiva: posee una plancha con pegamento donde la mosca queda pegada; éstas cuando quedan saturadas de insectos se deben cambiar.
  3. La trampa electro-adhesiva: tiene un voltaje que cada 8 segundos se dispara dándole a la mosca un pulso eléctrico que la atonta y cuando la mosca cae, queda en el pegamento. Las electroconductoras no son muy aconsejables por que el insecto, al ser electrocutado, explota en pedazos y estos caen fuera de la trampa.

trampas-luz-insectos-voladores-insectosLa trampa de luz para insectos voladores que se utiliza en todos los lugares donde se manipulan alimentos es la trampa de luz con adhesivo. Las lámparas, en este caso, son muy útiles porque los insectos tienen adaptado su sistema visual que resulta sensible a la luz ultravioleta o UV del espectro electromagnético.

Esta luz UV queda fuera del rango de los seres humanos donde la longitud de onda de la UV es de 100 y 400 nanometros. Esta luz se llama fototropismo. Dentro de los rangos de luz tenemos la de color azul cuya longitud es de 450 y 500, la luz verde, longitud 500 y 560, luz naranja, longitud 600 y 650. El uso del UV está dado por la longitud más lejana o FAR para el uso científico. El UV medio MIDDLE es utilizado en lámparas de bronceado ya que son los mismos que el sol transmite, y los UV cercanos NEAR que varían de 3500 a 4000. La experiencia de los tubos de UV como trampas de luz para insectos voladores demuestra que son eficientes, auque en un primer momento no cause el efecto deseado, (cuando se coloca la luz de UV se debe esperar un tiempo prudencial y luego la luz comienza a hacer el efecto y este es contundente).

Eficiencia de las trampas de luz para insectos voladores

Los estudios de laboratorio sobre 100 moscas demostraron que en los primeros 5 minutos se atrapan entre el 20 y 30%; a los 15 minutos, el 50 a 60% y, en menos de una hora, el total de las moscas. Luego, estos ensayos se realizaron sobre campos específicos, con las condiciones más diversas, para poder observar su efectividad.

trampas-insectos-voladores-trampasLo que ha arrojado como resultado es que una de estas trampas de luz para insectos voladores bien ubicada, puede capturar un 92% de la población de moscas en un local cerrado, 98% en 24 horas y el 99% en 36 horas.

La lámpara o tubo de UV comienza a perder efectividad por el uso extendido en el tiempo. La atracción de un insecto volador es proporcional a la luz emitida de UV, otro dato importante es que los tubos pueden estar emitiendo luz pero no estar dando un efecto de atrapa insectos por no estar trabajando en la longitud de onda correcta. Los tubos llevan en su interior sales de fósforo que es el causante de que el tubo emita radiación UV. Esta capa se pierde con el tiempo (más o menos un año el estándar), pero la luz sigue funcionando normalmente. Para corroborar estas cifras, se elaboró la medición de un tubo de UV prendido las 24 horas continuas y se determinó que después del  día 4 bajó del 100 al 80%, a los 20 días al 72%, a los 41 días al 68% a los 83 días al 60% y luego, decae lentamente hasta el noveno mes en que se observa al 50%.

Es entonces, cuando se debe cambiar las lámparas de UV. Por lo menos, este recambio debe realizarse una vez al año. Lo ideal sería el recambio de los tubos tres veces al año y la época de la primavera resulta ser la ideal para comenzar con el tubo nuevo, ya que es la época del año donde comienzan las moscas a estar más presentes. El reencendido y el apagado del tubo darán más vida útil al mismo.

El mantenimiento de esta trampa de luz para insectos voladores es muy simple: sólo tenemos que limpiar con un paño húmedo embebido en alcohol para limpiar la superficie del polvo ambiental que reduce hasta un 25% su efectividad. El riesgo que para los seres humanos representa la exposición a esta clase de luz es casi nulo. Un estudio arrojó que una persona para que pueda ser afectada tiene que estar durante períodos muy largos de tiempo frente a la luz y con muy poca distancia entre sus ojos y la misma. En los comercios existen tres marcas de lámparas de trampas de luz para insectos voladores: de 18 pulgadas x 1.5 pulgadas de diámetros x15 vatios de potencia y son especiales para atraer insectos: Sylvania (borosilicado activado por plomo), Philips (borato de estroncio activado por europio), Toshiba, General Electric  (borato de estroncio activado por europio).