Insectos

Inicio

 
llamenos contacto
 
 

Termitas según su especie

Las termitas son insectos pequeños que miden aproximadamente dos centímetros de largo como máximo. Poseen tres pares de patas y su cuerpo se encuentra diferenciado en tres grandes partes: la cabeza, el tórax y el abdomen.

En su cabeza, las termitas poseen un par de antenas y ojos, y además, una de sus características más destacadas, es que poseen una mandíbula muy desarrollada en su aparato bucal, que les permite alimentarse. El tórax de las termitas se divide en tres partes, y en las dos últimas partes del tórax presentan un par de alas iguales (dos pares en total). Finalmente, el abdomen se encuentra dividido en diez metámeros y hacia el final del mismo, se encuentran algunos cercos. Su forma de vida es social, semejante a las abejas y hormigas y en conviven en el termitero una cantidad determinada en centenas de millares. Las termitas se dividen en cuatro castas: las reproductoras, las obreras, los soldados y las ninfas.

La reina mide entre 1,3 cm a 1,6 cm y se distingue en su composición o jerarquía por su color. Las termitas de color blanco se denominan obreras y soldados  y las de color oscuro son los machos y las futuras reinas. Los soldados tienen una característica que sobresale en su anatomía: dicho rasgo es su cabeza rectangular. Este tipo de termita posee las alas más grandes que el cuerpo durante la etapa que se denomina vuelo nupcial, para luego perderlas.

termitas-tiposLa sociedad de las termitas está conformada por los machos y las hembras. Ambos se desarrollan para la reproducción de la especie y así reproducen a los obreros los cuales se encuentran estériles ya que su función es dedicarse al trabajo. Entre las tareas de las termitas obreras se encuentran buscar alimento para toda la colonia, alimentar a las otras castas y agrandar el termitero. Es la casta más numerosa. Los soldados funcionan como ejército. Su función es defender la colonia. Para ello poseen un líquido pegajoso que puede defenderlos contra algún potencial enemigo. Su principal característica es que desarrollan sus mandíbulas y su cabeza. Uno de los enemigos más comunes de las termitas son las hormigas. Las ninfas se dedican a la construcción de nuevas galerías para el enjambre, y además satisfacen las necesidades de los reyes.

¿Dónde viven las termitas?

termitas-maderaLas termitas gustan alimentarse de la madera o de todo aquel material que contenga celulosa. El lugar donde residen las termitas varía de acuerdo al tipo o clase: las subterráneas generalmente habitan lugares que no sean fríos, tendiendo también a habitar en lugares húmedos.

Son insectos que son difíciles de encontrar en determinadas estructuras, si no se dan algunas variables como puede ser la fuga de agua a través de cañerías, canaletas de desagües de agua pluvial en mal estado, etc. Con algún desperfecto que sale a la luz, se genera la posibilidad de vivienda para este tipo de termitas. Dentro del mundo de la termita, recientemente se ha descubierto una especie que es llamada Coptotermes Formosanus y es muy temida ya que es muy voraz. Es un tipo de termita subterránea y está geográficamente ubicada en la zona de Estado Unidos. Según los estudios realizados, esta colonia puede consumir una cantidad de 460 kilos de madera anualmente y posee una gran facilidad en su reproducción. La característica que la hace más peligrosa es que son capaces de atravesar todo tipo de material para lograr alcanzar su preciado alimento: la madera. Se han encontrado  las que por llegar a obtener su alimento han atravesado materiales como el cemento, asfalto, etc.

Si el estimativo para una colonia de termitas comunes es de cien mil ejemplares, en esta colonia se encontrarán hasta varios millones (una sola colonia produce setenta mil individuos con alas capaces de generar otras colonias). Por último, hay que tener en cuenta un dato muy importante para no confundir a las termitas con las hormigas.

Lo primero que hay que observar en el momento de toparse con una termita o al creer que se está frente a una de ellas, es no confundirla con hormigas voladoras. Al observarlas se tiene que prestar mucha atención a la composición física de este insecto. Prestar atención a sus alas para poder diferenciarlas: la de las hormigas son cortas en la parte de atrás y largas en su frente, siendo las de las terminas en su forma muy parejas. La hormiga tiene la cintura definida y es estrecha, la de la termita es pareja y no está definida. Las antenas que tiene la hormiga son quebradas y las de las termitas son rectas.