Insectos

Inicio

 
llamenos contacto
 
 

Composición física y reproducción de la mosca

Para poder entender a este insecto se desarrollará, en primer lugar, la clasificación y el tipo de insecto que representa. La mosca es un insecto díptero: que tiene dos alas. Como todos sabemos, hay una gran cantidad de especies de moscas y cada especie posee características particulares. A su vez, dentro de esta taxonomía hay algunas clasificaciones que se detallarán a continuación.

Las que en nuestra vida encontramos en casa, en los parques, en la calle o en lugares donde se encuentran residuos o materiales orgánicos o en descomposición, son aquellas llamadas mosca común.

También se encuentran otros tipos como la mosca verde o mosca azul. En su composición física cuenta con cuatro alas; pero, la mosca a lo largo de su evolución, ha dejado de usar sus alas traseras y las ha adaptado como un elemento que realiza las veces de estabilizadores durante el vuelo. Si observamos el rasgo que sobresale de su anatomía principal son sus ojos. Durante su corta vida, la mosca realiza la llamada metamorfosis que consiste en un proceso de transformación o estadios siendo la primera fase la de huevo, luego larva, posteriormente pupa, y por último se convierte en una mosca adulta. Los primeros tres (huevo-larva-pupa) son denominados como estadios inmaduros.

La mosca tiene desarrollado un gran olfato, conjuntamente con el sentido del gusto, a través de su boca y sus patas. Las hembras, al momento de decidir la ubicación de sus huevos, eligen  como un lugar predilecto toda materia vegetal y animal en estado de putrefacción, que resulta ser el paraíso para las pequeñas y futuras pupas de mosca.

Enfermedades transmitidas por las moscas

moscas-moscasSi se observa la producción de ganadería y avicultura hay una especial atención a una clase especial de moscas que pueden llegar a desatar una peste y acarrear pérdidas importantes al productor: éstas son las llamadas MOSCAS MUCOIDES (Sarcophagidae, Drosophilidae, Muscidae y Calliphoridae). En el momento de tomar medidas preventivas contra la aparición de estas moscas, hay que tener en cuenta la limpieza de los lugares donde se depositan elementos orgánicos que tienen una descomposición rápida o que acumulan suciedad, también las aguas servidas, cloacas y terrenos usados como basureros. Todas las situaciones nombradas anteriormente poseen características que permiten clasificar a dichos ambientes como insalubres y antihigiénicos.

Científicamente se ha comprobado que la mosca es un gran aliado en la proliferación de las enfermedades, ya que a través de sus patas, pelos y sangre transmite gran cantidad de gérmenes y bacterias siendo algunas de ellas las que a continuación se nombran:

SALMONELA (que provoca trastornos o enfermedades gástricas)
STREPTOCOCCI (relacionadas a las enfermedades en piel y en intestinos)
CLAMYDIA (son parásitos a los que se le atribuyen varias enfermedades)
HONGOS PATOGENOS (CANDIDA)

moscas-basura

Las moscas son portadoras de microorganismos capaces de contagiar a los seres humanos de fiebre tifoidea, tuberculosis, parásitos y cólera, entre otras enfermedades. La proliferación de dichos gérmenes y bacterias se asocia a la forma en que la mosca se alimenta y es producto de cómo digiere sus alimentos. La mosca se alimenta de elementos o productos sólidos, pero para lograr digerirlos, tiene la necesidad de producir una licuación de los mismos, y lo hace a través de la generación de saliva.

Es muy común que las moscas al comenzar a comer, vomiten lo que está dentro de su estómago. Es en este momento, donde los gérmenes del estómago toman contacto con los alimentos que podrían llegar a consumir los seres humanos. Como complemento del riesgo que presenta la forma de alimentarse de dicho insecto, se le suma que, con gran frecuencia, estos insectos también defecan cuando comen. Para erradicar las moscas de una zona determinada hay que tener en cuenta la limpieza de la misma cuidando que no sea un área propensa a la acumulación de basura. Se puede implementar el uso de los insecticidas que se encuentran a disposición en el mercado o también llamar a los agentes idóneos en la materia (fumigadores profesionales). Dichas personas son las más adecuadas, dado que están en constante adiestramiento para el desarrollo de las mejores técnicas para la eliminación de plagas.