Insectos

Inicio

 
llamenos contacto
 
 

Métodos para ejercer el control de insectos

Una plaga es el conjunto de insectos de una misma especie que se alimentan de una planta o cultivo y afectan el desarrollo o crecimiento de la misma, provocando una pérdida en la producción. Desde tiempos remotos, el hombre se ha visto afectado por las distintas especies de insectos que han provocado daños inmensos a las cosechas.

Los insectos conforman un grupo complejo, que se supone, existe desde hace más de trescientos cincuenta millones de años. Hoy en día, la taxonomía de los insectos supone la existencia de setecientos cincuenta mil especies diferentes, y es esto lo que hace relevante la existencia del control de insectos. Pero, con las características distintas que cada grupo presenta y las especies que todavía no se han descubierto y las que no han sido puestas en estudio, se supone que la cifra antes mencionada sólo tiene en cuenta al 5% o 10% de las especies existentes.

Se calcula que, en total, deben existir en el planeta alrededor de cinco o diez millones de especies distintas. La ciencia se ha ocupado mucho de este tema, tratando de buscar las distintas maneras que permitan realizar un adecuado y eficaz control de insectos. Algunas formas de control de insectos que se utilizan a nivel mundial, son las siguientes: CONTROL LEGAL: los gobiernos de cada país, establecen y aplican dentro de sus jurisdicciones leyes y disposiciones que prohíben la entrada o el ingreso al país (por medio de cualquier frontera) el ingreso de alimentos vegetales que puedan contener o albergar cualquier tipo de insecto que pueda llegar a trasladar una plaga de una región geográfica a otra.

control-insectos-insectosAsimismo, se prohíbe la entrada de animales que contengan alguna enfermedad o virus que pueda ser transmitido a otros de su misma especie. Tenemos también el CONTROL CULTURAL: consiste en la aplicación y empleo de prácticas agrícolas determinadas cuyo uso ha sido comprobado como beneficioso en el combate de plagas. Algunos ejemplos de estas técnicas resultan ser: la rotación de cultivos, técnicas de fertilización y riego, distancias de siembra, descanso de la tierra, etc.

Y por último, en este rubro, tenemos el CONTROL GENÉTICO, aquí se utilizan los rayos X para irradiar a los insectos que causan la plaga con el fin de impedir la reproducción del mismo. También, en muchos casos, se utilizan sobre las plantas con el fin de hacerlas más resistentes e inmunes a las plagas.

Control de insectos físico, mecánico, químico y biológico

Contamos con otro tipo de controles de insectos no tan comunes, uno de ellos es el CONTROL FÍSICO es un tipo de control de insectos en donde se utiliza cualquier elemento físico como la temperatura, la humedad, la luz, etc. para combatir y, en algunos casos, hasta erradicar la plaga, sin alterar ninguna de las propiedades de la planta o cultivo.

control-insectos-metodosEstá a su vez el CONTROL MECÁNICO: esta técnica de control de insectos o plagas consiste en el aislamiento de la planta o de los frutos que produce la misma a través de una barrera creada con el fin de evitar, disminuir o erradicar la plaga que puede estar contaminando la misma. Estas barreras pueden ser por ejemplo, la recolección en forma manual de los insectos que generan la plaga, la colocación de bolsas plásticas en los frutos para evitar que los insectos tomen contacto con ellos, etc.

El CONTROL QUÍMICO es una técnica que consiste en la aplicación de algún producto o sustancia cuya fórmula química se encuentra preparada para eliminar los insectos que pueden ocasionar una plaga. Estos productos pueden llegar a ser nocivos para cualquier elemento del ecosistema. Por eso, su utilización debe ser medida y prudencial. Los cultivos y el ambiente pueden llegar a ser seriamente perjudicados, inclusive los seres humanos cuando consumen algún tipo de alimento contaminado por plaguicidas químicos. Por último nos queda el CONTROL BIOLÓGICO, el mismo es una forma de control de insectos que utiliza para la implementación de dicha técnica, organismos vivos para poder controlar la plaga. A partir del estudio de la clase de insecto a erradicar, se selecciona algún otro insecto o animal de la naturaleza que utilice en su cadena trófica al insecto en cuestión o que actúe de manera perjudicial para dicho insecto.

Se los pone a convivir en el mismo ecosistema con la intención de regular y equilibrar el daño que dicho insecto puede llegar a ocasionar en las plantas o cultivos. Un ejemplo de este tipo de control de insectos se utiliza en las plantaciones de maíz que son atacadas por gusanos. En estos cultivos, se dejan actuar a las avispas que se dedican a cazar estos gusanos que luego, utilizan para alimentarse.

Finalmente, cabe destacar que existen en el mercado infinidad de métodos y artefactos que se venden y se utilizan diariamente para realizar un control de insectos efectivo. Hay técnicas de todo tipo, desde los remedios caseros que utilizan materia orgánica, hasta los más suntuosos y sofisticados aparatos que se utilizan en la vida campestre y agrícola. Todos estos medios de control de insectos son eficaces y efectivos pero, hay que tener en cuenta que algunos son realmente perjudiciales para el ambiente y para la salud. Para cada plaga, existen distintos tipos de soluciones y distintos tipos de métodos. Resulta de gran importancia tomar conciencia acerca de los pro y los contra que cada método brinda. Se recomienda utilizar o seleccionar los métodos menos nocivos para un cuidado del ambiente y de la salud de todos.