Insectos

Inicio

 
llamenos contacto
 
 

Anatomía de las arañas

Los arácnidos pertenecen a la clase de los quelicerados.  Dentro de los artrópodos representa el grupo que posee cuatro patas.  Comprende alrededor de 30.000 especies.

Las arañas tienen el cuerpo dividido en cabeza (que en realidad abarca el cefalotórax ya que se encuentran unidos por un pedúnculo) y el abdomen. En la cabeza poseen unas articulaciones que terminan en uñas (quelíceros) donde se encuentran las glándulas venenosas. En el abdomen tienen tres pares de hileras que segregan sedas, con las que luego construirán las telas y que también servirá para trasladarse, si se observa podrá verse que dejan un hilo a medida que van caminando.

Las cuatro extremidades de cada lado comienzan desde el cefalotórax, al igual que los quelíceros. La relación entre las arañas y sus redes ha sido conocida desde tiempos remotos; por ejemplo, ya en la Biblia y en el Corán se ha escrito sobre ellas.  Aristóteles fue el primero en aportar datos sobre su biología y su comportamiento, como también Nicandro de Colofón y luego Plinio mostraron interés.

Mitos y Leyendas

aranas-telaranasExisten leyendas, supersticiones y creencias sobre las arañas en numerosos pueblos. Una de ellas, considerada quizás la mas antigua e importante, fue la que le dio el nombre de Arachnida.  Nos referimos al relato “Metamorfosis” del poeta romano Ovidio. 

La historia cuenta sobre una joven bella, llamada Arachne, que era admirada por sus tejidos y sus hilados.  Un día la joven enaltecida por esta fama decide retar a Pallas Atenea (Minerva), ésta en extrema furia por la audacia de aquella, destruye su obra provocando la desesperación de Arachne que no encuentra mejor salida a su pena que ahorcarse.  Arrepentida Minerva por su accionar, decide volver a Arachne a la vida pero convirtiéndola en araña, destinada a permanecer colgada en las alturas y a seguir hilando por toda la eternidad. En China también existen varias leyendas antiguas que ponen su centro de atención en las arañas.  Hay una que relata, que hubo dos hermanas que se transformaban en arañas inmensas, pero que en vez de hilar seda, elaboraban hilos muy fuertes, sogas de gran resistencia para atar y contener a sus enemigos.

Especies de arañasaranas-tipos

  • Araña de Jardín: posee un cuerpo de 18 mm
  • Araña cangrejo: cuerpo de 8 mm
  • Viuda Negra: muy venenosa, cuerpo de 11mm
  • Tarántula: venenosa, cuerpo de 3 cm

La araña de jardín es muy común en arboledas, arbustos y, lógicamente, jardines.  Poseen la característica de tener tela circular hasta aproximadamente un metro de diámetro.

Se caracterizan y distinguen por poseer un gran abdomen de color grisáceo con dibujos verdes, blancos y amarillos y hasta incluso con matices plateados. Tienen patas rayadas gris y blanco. Estas arañas pueden medir hasta 10 centímetros de largo. Su picadura es inocua, no presenta síntomas. Su tela suele ser de gran utilidad para controlar insectos voladores como moscas y/o mosquitos. Las arañas cangrejo poseen normalmente colores brillantes, en amarillo, rosa o verde.  Suelen esperar a su presa en flores. 

Normalmente no habitan dentro de las casas, prefieren vivir en la intemperie. No son consideradas arañas peligrosas ni como una “plaga casera”. Si llegara a encontrar alguna, no se alarme, simplemente atrápela y libérela en el jardín. La araña viuda negra. Esta denominación engloba a varias arañas emparentadas, especialmente a una especie tropical que habita en América del Norte, Central y Sur.  La hembra mide aproximadamente (incluyendo las patas) unos 2.5 centímetros de largo.

Suele triplicar el tamaño del macho.  Es de color negro brillante con una marca roja en la cara inferior del abdomen. Son animales elegantes, tienen hábitos nocturnos y tendencia pacífica, no suelen atacar si no son perturbados. Con la denominación “araña tarántula” se abarcan 45 diferentes especies en todo el país.  Estos arácnidos se mueven lentamente y permanecen casi siempre cerca de su madriguera. Durante el verano y otoño las hembras suelen recorrer grandes distancias para aparearse. No son peligrosos. En caso de encontrarse con alguna de estas arañas, no tema, captúrela sin dañarla y libérela en lugares apartados de su hogar.