Insectos

Inicio

 
llamenos contacto
 
 

Abejorros: fisiología, hábitat y ciclo reproductivo

El insecto que la mayoría de la gente calificaría como abejorro es el llamado Bombus terrestres o abejorro común. Proviene de la familia de los ápidos. Pertenece al reino Animalia, al phylum de los Arthropoda, al orden de los Hymenoptera, al suborden de los Apocrita, a la superfamilia Apoidea, a la familia Apidae, a la subfamilia Bombinae, y al género Bombus.

Luego de clasificar a este insecto de acuerdo a la taxonomía del reino, se procederá a describir sus características para poder conocer en profundidad dicha especie. El abejorro es de color negro y posee en su cuerpo algunas rayas amarillas (algunos más y otros en menor cantidad).

Está recubierto de pelo en su cuerpo y, a la altura del abdomen se atraviesa sobre su cuerpo, una franja de color blanco. Su tamaño oscila entre los diecinueve mm. y los cuarenta mm. Posee una cabeza pequeña con respecto a su cuerpo, y su lengua es algo corta. La lengua del abejorro es utilizada para poder succionar el néctar del cual se alimenta. La lengua es guardada durante el vuelo en debajo de la cabeza y del tórax. El pelo que posee el abejorro en su cuerpo es grueso y actúa como aislante para que el abejorro pueda mantener la temperatura adecuada a su cuerpo. El abejorro no posee oídos pero puede percibir vibraciones cuando se posa sobre otros materiales como por ejemplo, la madera.

abejorros-tiposEl hábitat de los abejorros son las latitudes altas, y los lugares fríos. Estos lugares que para otros insectos pueden resultar inhóspitos en demasía, pueden ser elegidos por los abejorros gracias a su capacidad de regular su temperatura corporal. Los abejorros se agrupan para el desarrollo de su vida en colonias. Dichas colonias son más reducidas en tamaño que las de las abejas ya que el orificio de entrada es reducido en tamaño físico.

En cada nido viven menos de 50 unidades de insecto. Los abejorros no utilizan el mismo nido en cada invierno. Los abejorros se alimentan con néctar y lo extraen con la punta de su lengua, almacenándolo en la boca. Algunas especies de abejorros extraen polen de algunas flores específicas. Luego de extraer el néctar y el polen de las flores y almacenarlo, los abejorros vuelan hacia el nido y depositan su carga en las celdas de cría o de cera para ser almacenado. La reproducción de esta especie se produce en el invierno. Ya en el otoño la hembra (reina joven) se retira con un macho a una zona resguardada y abrigada donde se procede a la reproducción. Una vez llegada la primavera, la reina sale y busca un lugar para armar su nido donde depositará sus huevos ya fertilizados. Las hembras obreras y las reinas pican. Aunque cabe aclarar que sólo lo hacen cuando se sienten agredidas o invadidas, a modo de defensa. Los abejorros macho no pican.

Abejorros para la polinización

abejorros-floresLos abejorros son muy utilizados en el área agrícola para realizar la polinización en algunas especies de plantas en las que otro tipo de insectos no pueden llegar a hacerlo. Al contrario de lo que se piensa, los nidos de abejorros no son utilizados para la extracción de miel. Ya que hay miel en pocas cantidades.

Los abejorros son muy utilizados para la polinización de melón, sandía y calabacín. En estas plantaciones hay flores que permanecen muy poco tiempo abiertas, en exposición para ser polinizadas. Por lo que se necesita un mayor número de individuos para realizar este trabajo. Las colmenas para este tipo de trabajo no poseen cavidades para el guardado de néctar para así, evitar los viajes innecesarios que los abejorros realizarían para buscar esta sustancia, proveyéndoles una función más específica.

Un dato a tener en cuenta para la utilización de este tipo de insectos para polinización, es que no se deben utilizar insecticidas con largo poder residual ya que resultan ser mortales para los abejorros. En el caso de necesitarse la utilización de un pesticida, deberá seleccionarse alguno que posea poder residual de corto alcance.

Un dato importante que explica el comportamiento de este insecto radica en su vista. El abejorro es capaz de distinguir algunos colores. El azul, el violeta y el amarillo son algunos de los que pueden distinguir. No así el color rojo. Por eso, cuando están cerca de los seres humanos, vuelan muy cerca de nuestro pelo.

Un curioso estudio ha arrojado que los abejorros tienen una preferencia innata por las flores de color amarillo, azul y por las que poseen una especie de dibujo radial en sus pétalos. Para poder llegar a esta conclusión se han introducido a abejorros que nunca habían realizado el proceso de polinización a un pequeño laberinto que poseía varias especies diferentes de flores. La mayoría se han dirigido hacia las flores de los colores anteriormente mencionados, pero al ver que los resultados no fueron óptimos, los abejorros se dirigían hacia las flores que no eran las elegidas pero que poseían la sustancia tan buscada: el polen. Otro dato curioso sobre este insecto es el zumbido que emite al volar. La creencia popular se inclina a pensar que se trata por el choque de sus alas. Pero la ciencia ha demostrado que dicho zumbido se produce por el movimiento de los músculos que pone en funcionamiento para lograr el vuelo.