Moscas

Mosquitos

Polillas

Pulgas

Cucarachas

Arañas

Abejorros

Langostas

Termitas

Hormigas carpinteras

Bicho taladro

Escarabajo torito

Insectos que atacan el trigo

Moscas en la casa

Desinsectacion

Trampas de insectos agricolas

Trampas de luz para insectos voladores

Control de insectos

Inicio

 
llamenos contacto
 
 

Clasificación de los insectos

Los insectos están en todas partes, es casi imposible no notarlos o no cruzarnos con alguno de ellos en algún momento de nuestro día; los insectos son animales invertebrados, es decir, sin vértebras, del filo de los artrópodos; la ciencia que los estudia se conoce como entomología.

Los estudiosos aseguran que existen en la Tierra más de 800.000 especies clasificadas, pero también se estima que hay muchos más por descubrir, como mencionamos anteriormente podemos encontrarlos en casi todos los ambientes del plantea pero sólo un número pequeño de ellos pudo adaptarse a vivir en los océanos.

Podemos encontrar aproximadamente 5.000 especies de libélulas, 20.000 de saltamontes, 120.000 de moscas, 170.000 de polillas y mariposas, 110.000 de hormigas y abejas, 82.000 de chinches y 350.000 de escarabajos; muchas de estas especies experimentan fases durante su desarrollo.

insectos-tiposLa morfología de los insectos está formada por tres partes principales: cabeza, tórax y abdomen; la primera es la región anterior del cuerpo; incluye ojos, antenas y piezas bucales; la forma de la cabeza variará siempre de acuerdo a la especie pero en la mayoría de los casos es dura. Si ahondamos un poco más en esta estructura, decimos que está dividida en un número de escleritos diferenciados, existe una sutura en forma de “Y” que se extiende a lo largo de la parte dorsal de la cabeza; la región preoral contiene los ojos y las áreas faciales.

Las antenas es lo más característico de los insectos, son apéndices móviles multiarticulados, su función es sensorial y también táctil gracias a los pelos que recubren casi todos los antenómetros. Poseen función auditiva y olfativa, la segunda gracias a placas cribadas de poros microscópicos; con respecto a sus piezas bucales decimos que se clasifican en: labro, mandíbulas, maxilas y labio.

insectos-alas

Los aparatos bucales de los insectos pueden ser de varios tipos: masticador, cortador-chupador, chupador, masticador-lamedor, picador-chupador y tubo de sifón. El tórax es la región media del cuerpo de los insectos y alberga las patas como las alas (en caso de que las tengan), el tórax se compone de tres segmentos: mesotórax, metatórax y protórax, cada uno de ellos posee tres pares de patas y dos pares de alas.

Estas últimas son evaginaciones de la pared del cuerpo que se sitúan dorso-lateralmente entre las pleuras y los notos, su base es membranosa y es lo que posibilita sus movimientos; las patas, por su parte, están divididas en segmentos: trocánter, fémur, tibia, tarsos y coxa. Por último tenemos el abdomen, éste posee típicamente 11 segmentos, pero el último es muy reducido y está representado por apéndices y es por eso que muchos asumen que sólo existen 10; los segmentos genitales cuentan con estructuras asociadas a los conductos genitales. En la punta del abdomen pueden presentarse apéndices que son de valor taxonómico.

Insectos "inteligentes"

insectos-abejas-explosivosAunque resulte extraño, varios científicos han experimentado abiertamente con los insectos para poder utilizarlos en otras finalidades, las abejas británicas, por ejemplo, están compitiendo con las avispas norteamericanas para ocupar el puesto de detectoras de olores ultrasensibles; se ha incrementado sus poderes olfativos de manera sorprendente tratando de explotar dicha habilidad.

Se estima que en un futuro, insectos como estas abejas podrán oler o distinguir, explosivos, diagnosticar enfermedades y hasta supervisar la calidad en los alimentos; los insectos son igual de sensibles que los sabuesos, y pueden ser entrenados para reconocer moléculas específicas.

En el Reino Unido, una compañía llamada Inscentinel, ubicada al norte de Londres, ha estado trabajando por más de 5 años para utilizar a las abejas en la detección de vapor; en los Estados Unidos ocurre algo similar, en la Universidad de Georgia, se están empleando avispas parasitarias de un modo similar.

Mucha gente no lo sabe pero los insectos pueden ser entrenados en unos cuantos minutos para que reconozcan una molécula en particular usando el condicionamiento pavloviano, a las abejas o avispas, por ejemplo, se las alimenta con una solución de azúcar al mismo tiempo que huelen el químico específico, como puede ser un explosivo. A este dato curioso agregamos que aunque parezca mentira, los insectos pueden adaptarse fácilmente a la mayoría de los climas, sin ir más lejos, en el año 2006 varios antropólogos reportaron la existencia de cucarachas en la antártica, lugar donde la temperatura más alta no supera los -3 ºC.