Insecticidas

Inicio

 
llamenos contacto
 
 

¿Qué son los insecticidas naturales?

Los insecticidas naturales se han hecho indispensables frente a aquellos productos sintéticos utilizados para el control de plagas y de las patologías en los vegetales son determinantes en el aumento de la producción agrícola.

Pero el uso sin discriminación y con continuidad estas sustancias, no sólo ha causado enfermedades y muertes por la ingesta involuntaria de venenos a corto y largo plazo, sino también ha impactado ecológicamente por la acumulación a partir de la bioconcentración en los distintos estadios de la cadena alimenticia, en los suelos, y en las napas de agua. Los insecticidas naturales deben también enfrentar la resistencia de algunos insectos a los insecticidas sintéticos que incluso, han alterado el ciclo de vida de parásitos, y los predadores naturales además de los polinizadores que conforman el ecosistema.

El ser humano basa su dieta alimentaria del consumo de, entre otras cosas, vegetales, hortalizas y frutas, además de cereales, y de aquellos productos resultantes de su procesamiento en el caso de ser tomados como materias primas productoras de congelados, envasados, enlatados etc.

insecticidas-plantasEs por tanto, una cuestión no sólo de preservación del ecosistema, de las condiciones de vida natural y hasta, evitar nuevos impactos ecológicos, sino también, es importante repasar las condiciones del control de plagas, por la vida misma del ser humano en el planeta, dado que año a año, se calcula que una tercera parte del producción mundial de alimentos se ve definitivamente afectada por la acción de pestes y microorganismos sobre la producción agrícola así como también sobre aquellos productos que a partir del vegetal como materia prima se envasa, almacena, congela o reprocesa. De allí la importancia vital, justamente, de hallar los equivalente a los productos sintéticos en insecticidas naturales u orgánicos que permitan enfrentar este mal depredador de las reservas alimentarias naturales. insecticidas-naturales-varios

Y cómo no pensarlo así, si sólo las distintas especies vegetales, producen más de 100.000 sustancias de reducido peso molecular llamadas metabolitos secundarios, que en general no son esenciales para el proceso metábolico básico de la planta, y que permiten una pervivencia de las especias vegetales dado que ha mejorado a lo lardo de miles de años las defensas microbianas de las plantas mismas, e incluso, las ha enfrentado ante la depredación de insectos y microbios.

Entre los metabolitos más importantes que son sustancias básicas de insecticidas naturales u orgánicos, encontramos terpenos, lignanos, ácidos grasos, alcaloides, azúcares esteroides, etc. Es por esta razón, que particularmente en Occidente, se ha retornado en el último siglo a la investigación, práctica y elaboración de pesticidas naturales u orgánicos, tal vez por una fuerte influencia de Oriente que sostiene estas investigaciones y usos desde el principio de los tiempos. Así entonces se retorno a las usanzas de lso pesticidas naturales como práctica que permite no sólo el cuidado del medio ambiente sino también el mejoramiento de la calidad humana, a partir del increíble mecanismo de defensa desarrollado por las especies vegetales y que siendo entonces, pesticidas naturales, permiten brindar mayor seguridad en el medio ambiente y en su cuidado.

Clasificación de los insecticidas naturales

Se pueden así categorizar los pesticidas naturales u orgánicos en relación a la aplicación que tienen, o sea, aquellos microorganismos para los cuales se los utiliza, esto es: herbicidas, insecticidas, fungicidas, rodenticidas, nematicidas, etc. Todos estos pesticidas naturales se consideran en el mercado de la jardinería y la horticultura una verdadera y genuina alternativa no sólo de cambio y preservación del ecosistema, sino que además, son sólo una parte del espectro de posibilidades que en lo que refiere a extractos naturales y orgánicos permite acceder nuestra madre naturaleza.  Los insecticidas naturales fabricados a partir de extractos naturales son como dijimos, la alternativa orgánica que la naturaleza nos provee y que permite reemplazar a los pesticidas de uso contaminante por éstos de proceso orgánico propicios para preservar la seguridad del ecosistema y además proveer una óptima opción botánica.

La mayoría de las plantas posee un metabolismo capaz de sintetizar metabolitos secundarios y proveer así de sus propiedades biológicas par a actuar eficazmente con plagas y microorganismo, siendo la mayoría de estas ‘proveedoras naturales’ plantas de cultivo sencillo cuyos metabolitos proveen un alto impacto químico a la hora de procesarse como insecticidas naturales, de alta estabilidad química, son principios activos potentes que permiten tener una producción del pesticida natural de tipo óptima y de una calidad superior a los pesticidas plásticos.

Se han aislado a lo largo de los años diferentes compuestos cuyas propiedades biológicas son utilizadas en la seguridad de tipo eco-ambiental para la fabricación de estos insecticidas naturales, como por ejemplo, la rotenona, que se extrae de una planta llamada derris y es un compuesto de tipo flavonoide que se obtiene de esas plantas. Esta planta llamada derris es de origen oriental, de la zona tropical y permite el proceso de insecticidas naturales u orgánicos que acercan la opción segura y óptima ante los dañinos pesticidas plásticos mortales tanto para las personas como para el ecosistema.