Insecticidas

Inicio

 
llamenos contacto
 
 

Insecticidas de hormigas para el control de plagas

Es fundamental poner atención en el uso de insecticidas de hormigas o cualquier otro depredador hogareño: su acción puede ser altamente nociva para la salud de los seres vivos y del medio ambiente.

Se debe asegurar quien quiera controlar plagas como las hormigas que el uso de estos insecticidas de hormigas sea en cantidad mínimas, y en lo posible, que estos plaguicidas sean de fabricación con elementos naturales, y que por lo tanto, no impacten en el medio ambiente.

Es también indispensable, verificar el grado de peligrosidad respecto del entorno en que se aplican estos insecticidas de hormigas, usarlos debidamente, observando los plazos de caducidad y las dosis que deban administrarse. Más aún si estos insecticidas de hormigas están destinados al uso en la quinta urbana o familiar, se deben particularmente atender todas las medidas de seguridad atinentes a la utilización de estos plaguicidas.

Las hormigas pertenecen al grupo de insectos de una existencia tan exitosa como la de las cucarachas, o sea, milenaria. Se tiene registro de hormigas con una antigüedad de alrededor de unos 120 millones de años. Este insecto es pariente de las avispas, y de las cuales descienden además, aunque a diferencia de sus ‘primas’, la mayoría de las hormigas no tienen alas. Las hormigas reinas depositan sus huevos en colonias, huevos que estallan para dar al sistema más hormigas trabajadoras u obreras. También surgen hormigas machos, que suelen tener alas y sólo sirven para procrear, dado que luego mueren al finalizar la cópula y las reinas forman nuevas colonias con nuevos huevos y nuevas obreras, así el ciclo se hace perdurable. Al igual que las cucarachas, las hormigas son insectos holometábolos por ser de metamorfosis completa, o sea, huevo, larva, pupa y adulto. Dado que la comunicación entre las hormigas se produce a través de las feromonas, este componente es usado con frecuencia en los insecticidas de hormigas, dado que el componente forma parte de los mensajes químicos que estos insectos desarrollan. Pero no sólo se piensa en química a la hora de eliminar esta plaga familiar.

insecticidas-hormigas-aerosoles insecticidas-hormigas-hormigas

Es posible y mucho más recomendable la utilización de cebos y no de aerosoles y químicos que de esta manera, permite preservar no sólo la buena calidad del ambiente sino también la salud de los seres vivos. La utilización de controles menos tóxicos hace que los insecticidas de hormigas puedan ampliar no sólo su espectro de acción sino también su influencia de residual. Antes de fumigar siempre se aconseja una limpieza exhaustiva y también, realizar un análisis del entorno y matar en primera instancia a las llamadas hormigas exploradoras pues si ellas hallan alimento en primer lugar no podrán regresar al nido hormiguero y alertar al respecto al resto de la colonia. Es muy importante el uso también de cebos para hormigas dado que son tanto menos nocivos que los insecticidas de hormigas del tipo aerosol o spray. Estos cebos reservan una cantidad de veneno casi sustancial y no excesiva.

Insecticidas de hormigas de baja toxicidad

insecticidas-hormigas-manosTambién son eficaces y de menor grado de toxicidad para el medio ambiente y los seres vivos el tipo de insecticida de hormigas en polvo del tipo diatomita o ácido bórico, que por su composición puede penetrar en huecos, grietas y hendijas donde no podrían otros tipos de insecticidas de hormigas.

Es esta calidad de veneno la indicada para ingresar en toma corrientes dado que no provoca daños en la instalación eléctrica, eso sí, es indispensable tomar las precauciones respectivas a la conexión eléctrica, esto es, desconectar la llave térmica y no permitir así que pase la corriente eléctrica. Aún cuando este polvo insecticida es de un grado de toxicidad mínima para los seres humanos y las mascotas, es pertinente que se mantenga fuera del alcance de los pequeños y de los animales domésticos.

Así también, es aconsejable la utilización de máscara protectora para las vías respiratorias, además de guantes y gafas protectoras para los ojos y evitar así la posible irritación de los mismos. Otro método ineludible a la hora de proteger el medio ambiente y las especies vegetales a la vez, es el de las barreras pegajosas alrededor de los troncos, estos métodos insecticidas de hormigas son eficaces en la preservación de árboles, arbustos y hortalizas.

Para protegerlos, se instalan estas barreras pegajosas circulando el tronco y cuidando además de cortar las ramas que tocan las paredes, o que se mecen hasta el suelo o la cerca del jardín dado que éstas podrían ser caminos alternativos para que las hormigas alcancen la planta.

Sin duda y siempre, a la hora de pensarse en el control de plagas, cualquiera este fuera, es indispensable tener en cuenta algunas recomendaciones que son importantes para la eficacia de todos los insecticidas para hormigas además de verificar las medidas de seguridad ambiental y que protejan a los seres vivos. Por un lado, se recomienda no quede comida fuera del refrigerador luego de la ingesta de la cena o almuerzo, también es fundamental mantener la zona de cocina absolutamente limpia, aseada y desinfectada para que no haya hormigas circulando y finalmente, reparar toda fuga en los grifos dado que las hormigas también necesitan agua en su dieta alimentaria. No son pocas las recomendaciones para preservar la salud.