Insecticidas

Inicio

 
llamenos contacto
 
 

Insecticidas contra orugas sintéticos y biológicos

Una de las plagas con las que lidian plantas y cosechas agrícolas, son las orugas, que se alimentan de hojas y brotes, dañando todos los cultivos. La denominación oruga se utiliza para las larvas de insectos. En general poseen seis pares de patas y poseen cuatro pares de “ patas falsas” , aunque en algunos casos se conocen alguna especie reptante.

Sus variaciones en colores llamativos indican el grado de toxicidad de cada una. Estos insectos no tienen un gran desarrollo de los sentidos, principalmente la vista es escasa, pero si no se utilizan insecticidas contra orugas pueden representar un gran peligro. Su respiración es a través de pequeños orificios en el tórax, llamados espiráculos.

Algunos ejemplos de orugas son Automeris Coresus (Familia Hemileucidae), esta especie es de color verde con una franja negra paralela al largo del cuerpo y tiene una especie de cerdas en el cuerpo muy irritantes; Agraulis Vanillae (de la familia Danaidae), es de color negro con líneas anaranjadas y puntos blancos; Opsiphanes Invirae (Familia Brasolidae), un tipo de oruga diurna de color verde que se alimenta de las hojas de las palmeras y para esto cuenta con poderosas mandíbulas;  y Danaus Arippus (“mariposa monarca”), cumple con las características de ser una oruga negra aterciopelada con líneas circulares entorno a su cuerpo de color verde-amarillo.

insecticidas-orugas-orugasTambién existen tipos de orugas cortadoras, y por ende insecticidas contra orugas especiales para poder eliminarlas; esta clase devora las plantas al ras de la tierra y son nocturnas, a diferencia de las nombradas que son diurnas. Al  ser masiva su presencia en las plantaciones, se convierten en plaga, la cual para poder salvar las cosechas los productores utilizan diferentes formas para controlar el numero de orugas. Una de ellas puede ser el control biológico, o el en caso de notar la aparición de unas pocas, el retirarlas con las manos es un método casero y eficaz. Pero al volverse peligrosas para la prosperidad de la cosecha, se utilizan métodos como agroquímicos e insecticidas contra orugas.

Un insecticida es un compuesto químico que cumple la función de inhibir las enzimas vitales de los insectos, según que insecto se trate. Este producto por su constante utilización, tiene que ser de baja toxicidad para el ser humano y los animales, por la eventualidad de llegar a entrar en contacto, ya que se aplica a todo tipo de plantaciones y a consecuencia esta en contacto con los derivados de estas.

insecticidas-orugas-insecticidasHay diferentes tipos de insecticidas contra orugas: sintéticos y biológicos. Los insecticidas sintéticos están prohibidos en los países desarrollados por su alta toxicidad para los seres humanos y en algunos países subdesarrollados su utilización aun persiste.

Los insecticidas biológicos mas utilizados son la Rotenona, de origen vegetal, extraído de unas raíces de plantas de los trópicos; la conocida Nicotina extraída de la planta del tabaco, es un potente veneno, utilizado en la mayoría de los insecticidas. Para el control de la plaga, se utilizan insecticidas contra orugas específicos, pero para esto, se necesita saber primero y principal, qué tipo de oruga es la que estamos combatiendo, el estado poblacional en la plantación de estas insectos y el periodo vital en el que se encuentra la plaga ya que las orugas, ejercen el mayor daño en el ultimo periodo antes de pasar a la siguiente etapa de su desarrollo.

Insecticidas contra orugas más eficaces

Algunos insecticidas contra orugas mas eficaces son los insecticidas que actúan por contacto e ingestión, este puede ser piretroide o fosforado liquido. Otro tipo de insecticida contra orugas es en cápsulas de fácil aplicación y por ultimo insecticida fosforado que funciona por ingestión y contacto del vegetal. Cuando nos enfrentamos a plagas recién en vías de desarrollo, con la aparición de algunas orugas, bien podemos retirarlas con la mano, como ya habíamos dicho, o con un simple buen podado de la zona afectada también ayuda a combatirlas sin la utilización de agroquímicos.

En el mercado existen un numero grandísimo de pesticidas e insecticidas contra orugas, lo cual se transforma en un gran alivio para los cosechadores. Ahora bien, la aplicación de estos es una responsabilidad grande, ya que se debe tener mucho criterio y control al utilizar los insecticidas, porque su mala aplicación o inadecuados métodos como por ejemplo excesivas dosis en las plantaciones, pueden provocar el daño a la planta, o peor aun, la contaminación de las plantaciones y sus productos, haciendo de este modo que los meses invertidos en la cosecha y el dinero depositado en este tipo de emprendimientos, no sirvan para nada ya que al contaminarse los productos con los insecticidas, estos no están aptos para el consumo humano ni animal.

La periodicidad de la aplicación de cada dosis del tratamiento depende de el tamaño y desarrollo de la plaga, pero en general la aplicación es cada diez días o quince días, dependiendo como dijimos, de la situación de cada plantación afectada.  También al momento de aplicarlos en plantaciones, quienes lo hagan deben tomar medidas de seguridad básicas, para no provocar ningún tipo de daño en su salud, ya sea con barbijos y guantes, controlando la calidad de los insecticidas contra orugas, no utilizando los insecticidas sintéticos altamente dañinos para la salud humana y manteniendo los productos en lugares aireados y lejos del alcance de los niños.