Insecticidas

Inicio

 
llamenos contacto
 
 

Insecticidas caseros y saludables

Es de amplio conocimiento el alto nivel de toxicidad que pueden tener los insecticidas. Los efectos nocivos al punto de ser causa de infertilidad, y a veces, hasta mortales, de ciertos pesticidas, sobre todo y particularmente los utilizados en el jardín, el hogar, la huerta, han hecho que, históricamente, se pensara en insecticidas caseros como alternativa para combatir las plagas y evitar de todas formas que se dañe el metabolismo de los seres vivos así como el medio ambiente.

De todas formas, antes de pensar en plantear una guerra a las plagas, es indispensable y aconsejable, sea cual fuera la plaga, realizar una limpieza fondo del espacio que se quiere fumigar. La utilización de productos de limpieza de alto nivel de desinfección permite alivianar el trabajo de los insecticidas caseros, sobre todo. La limpieza de pisos, paredes y artefactos varios (como los del baño y la cocina, por ejemplo) permite agilizar el efecto de los insecticidas caseros además de asegurarse la extensión del poder residual de los mismos.

Es por todas estas razones tan importante la utilización de insecticidas caseros, el uso de estos productos sin que luchan contra las plagas pero sin utilizar productos químicos permite además favorecer a los insectos auxiliares que rinden beneficios respecto de la naturaleza misma dado que comen o parasitan a las plagas mismas.

insecticidas-caseros-quimicosEste último caso es el de la cochinilla acanalada que es también controlada en los jardines y huertos por el rodolia cardinales un insecto del tipo escarabajo que se alimenta de cochinillas y por ello es preferible no afectarlo con productos químicos. Así también es el caso del depredador cryptolaemus montrouzieri que se alimenta de la cochinilla algodonosa.

En definitiva, las plagas pueden ser atacadas de manera orgánica y natural sin dañar a ningún organismo vivo y sin impactar en el medio ambiente. Tanto la jardinería como la agricultura orgánica tienen como punto de partida para el ataque a plagas y enfermedades de las huertas y los jardines, la implementación de insecticidas caseros, preparados de manera natural con vegetales de diferentes especies que reemplazan a los productos sintéticos y comerciales, pesticidas en su mayoría dañinos para la salud y el medio ambiente.

Plantas para realizar insecticidas caseros

insecticidas-caseros-plantasJustamente estos insecticidas caseros son remedios ecológicos que no lastiman el medio ambiente ni a la salud de personas, animales, y plantas pues son de origen natural. Otra forma de espantar a las plagas del jardín y del huerto es plantar determinadas especies que, por su el olor que poseen desplazan el accionar de ciertas plagas. A la vez, son beneficiosas para los distintos tipos de suelos, dado que su producir orgánico lo beneficia, el nutrir la tierra de sembrado con productos orgánicos tales como compost, abonos, resaca de río, panes de lombriz, huesos molidos, etc. Algunas de las plantas fácilmente hallables no sólo en la naturaleza sino también en viveros y que pueden ser utilizadas como insecticidas caseros son:

Milenrama se pulveriza la infusión de sus hojas contra el mosquito de Aedes y sus larvas. Ajenjo cuya planta se macera en agua durante una semana y luego el líquido se pulveriza, es eficaz contra pulgones, ácaros, cochinillas, y hormigas. Hisopo planta aromática que acciona con eficacia evitando se acerquen orugas, caracoles y pulgones. También para ahuyentar pero polillas, la lavanda es altamente eficaz y también atrae insectos beneficiosos como la crisopa. Las hojas trituradas y secas de poleo son remedio eficacísimo contra las garrapatas de las mascotas. Su aplicación es en forma de polvo, como un talco sobre el animal, y también sobre las zonas en que descansa. También es efectivo ahuyentando hormigas. Un uso beneficioso para el tabaco que tanto trastorno trae a quien lo ingiere, es el de estando mezclado en agua, ser de los insecticidas caseros más eficaces contra pulgones, moscas blancas, ácaros, etc.

La olorosa y adorable albahaca es ayudadora del tomate creciendo en el huerto contra la mosca blanca y también contra el pimiento impidiendo la pudrición basal. Plantas como las salvias, también son excelentes insecticidas caseros cuando de repeler ala mariposa blanca de la col se trata.

Otra aromática, el romero se usa triturado, para repeles pulgas y garrapatas. Las flores del piretro es la base de un seguro y eficaz repelente de mosquitos que incluso, insecticidas comerciales incluyen en sus fórmulas. El agua de manzanilla es muy buena para reforzar el compost. Es importante saber que las plantas tienen sus propios ‘insecticidas caseros’ que son los mecanismos de defensa que les permite alejar y a veces, hasta eliminar a sus depredadores, esto ocurre con las plantas que poseen sustancias repelentes y venenosas en su organismo. Sin duda, el uso de insecticidas caseros es la variante ecológica más eficaz, sana y segura para repeler, eliminar y controlar diversas plagas que atacan no sólo a los jardines, sino también a huertos, campos cultivados, e incluso a mascotas y animales de granja  y de esa manera propiciar no sólo la preservación de la salud de todos los organismos vivos sino también la del medio ambiente.