Insecticidas contra cucarachas

Insecticidas de hormigas

Insecticidas contra orugas

Insecticidas de avispas

Insecticidas clorados

Insecticidas naturales

Insecticidas caseros

Insecticidas ecologicos

Insecticidas biologicos

Insecticidas de jardin

Insecticidas de mascotas

Inicio

 
llamenos contacto
 
 

Insectos e insecticidas

Los insecticidas son los agrotóxicos, plaguicidas encargados de terminar no sólo con microorganismos, bacterias y hongos, sino también de exterminar todo tipo de plagas. Como todos sabemos, los plaguicidas están diseñados para destruir determinados seres vivos que a la vez pueden ser organismos, siendo muchas veces no selectivos al cumplir su función, pudiendo ocasionar efectos no deseados en otros seres vivos, incluyendo al ser humano. Pueden contaminar tanto el aire, el agua, los alimentos, el suelo, como exterminar al resto de los seres vivos, sean animales o plantas, además del dañar gravemente a los seres humanos.

insecticidas-venenoAlgunos son persistentes y yacen largos lapsos de tiempo en el ambiente antes de desintegrarse, acumulándose en los tejidos de los organismos vivos, cuando estos respiran, beben líquidos o ingieren alimentos. Algunos no se descomponen por los mecanismos naturales de desintoxicación. No siempre permanecen donde fueron aplicados. Algunos pueden viajar rápidamente largas distancias arrastrados por el viento y el agua, incluso a zonas remotas del planeta.

La forma usual de entrada al organismo de un plaguicida es por contacto directo con la piel, pero también pueden entrar por los ojos, la boca (especialmente en los niños) y por los pulmones. La exposición a agrotóxicos puede causar irritación, dermatitis, cambios de coloración de piel, quemaduras, náuseas, vómitos, diarrea, irritación, polipnea, edema pulmonar arritmias, falla cardiaca, edema pulmonar, mareos, alteraciones de estado de conciencia. Los síntomas de intoxicación por plaguicidas pueden ser confundidos con resfriados, gripes o alergias. Pueden aparecer horas, días o, muy rara vez, semanas después de la exposición.

Tipos de insecticidas

insecticidas-tiposLos tipos de insecticidas utilizados dependerán de la clase de peste o plaga de que se trate. Los Herbicidas se utilizan para eliminar las malezas. El más utilizado a nivel mundial y nacional es el herbicida glifosato que se vende bajo el logo comercial de Roundup Ready. La soja RR de la transnacional Monsanto, se llaman así porque son Resistente al glifosato Roundup, tienen un mecanismo que puentea la acción del veneno y que le permite ser fumigada indiscrinadamente. En Argentina se calcula que estamos usando 160 millones de litros de herbicidas. El glifosato puro, de acuerdo a los manuales y registros, se clasifica como inofensivo para el hombre.

Sin embargo, cuando se formula, y se le agregan adherentes comienzan los problemas. El herbicida es dosificado y le agregan adherentes para que al pulverizarlo se pegue a la hoja y se distribuya mejor, para ello usan una especie de detergente y para que sea más eficiente en la absorción de la planta se le agregan compuestos, todos de alta toxicidad. Se llama insectos a todo bicho que camina y causan daños a la producción. Una variedad de insecticidas muy utilizada son los Piretroides pero hoy se tiene certeza que no son tan seguros como se creía. También como pesticida se emplea el Endosulfán que es un un compuesto clorado. El Endosulfán es un químico que se emplea para eliminar las orugas. Esta droga se encuentra en el grano de la Soja Solidaria que se reparte en los comedores de nuestro país. Es altamente tóxico.

Los funguicidas se utilizan para enfermedades causadas por hongos y de uso preventivo. En la actualidad se promueve fervientemente la utilización de productos contra la roya de la soja, entonces cuando aparecen manchas similares al óxido en las plantas, hay que pulverizarlas. Se ha considerado que los fungicidas son menos dañinos que los insecticidas, sin embargo en muchos países están prohibidos algunos de ellos, tales como los carbamatos.

Insecticidas peligrosos

Otros agrotóxicos que se están usando son los llamados de efecto de segunda generación porque muchos de ellos son disruptores hormonales, tal como el 2-4 D.

Si uno analiza a una persona contaminada, no le encuentra ningún residuo ni efecto de agrotóxicos, pero sí en cambio se lo encontrará en su descendencia. Esto ha sido probado en aves, ratones, mamíferos e incluso cada día pueden verificarse más niños con malformaciones y deficiencias como consecuencia de estas contaminaciones. Las generaciones de hoy tratan de encontrar métodos para el control de las plagas con el objetivo de que sean compatibles con la naturaleza y con el propósito de conservar los ecosistemas. Una de las principales alternativas a seguir es la de integrar distintas medidas de control, a lo que nos referimos con esto es a un sistema productivo en conjunto para alcanzar una producción sostenida, en forma económica aceptable y asegurar el bienestar de la humanidad. Otro de los factores a considerar son las medidas legales. Muchos son las naciones que hoy exigen del país el cual exporta, que el uso de productos que estén autorizados en el país de destino. Como conclusión, todas las investigaciones en la actualidad se centran o tiene como finalidad en optimizar la relación control de plagas, insecticidas y ecología.