Equipos aplicadores de fumigacion

Inicio

 
llamenos contacto
 
 

Uso de las máscaras para fumigación

Las máscaras para fumigación se utilizan para protegerse de la emanación de los gases que en el proceso de fumigación se liberan. La función principal es la protección de la inhalación de fosfina.

La fosfina se denomina también hidrógeno fosforado o fosfuro de hidrógeno y es un gas incoloro que posee un olor muy particular similar al de ajo o de pescado en descomposición. El ser humano puede estar en contacto con dicho gas sólo en muy pocas proporciones. Cuando la cantidad de exposición supera el permitido pueden aparecer síntomas como vómitos, mareos, debilidad, bronquitis y, en casos muy graves, desde convulsiones hasta la muerte. Las máscaras para fumigación se utilizan generalmente en el momento en que este producto es ventilado en el ambiente ya que es donde se produce el contacto con dosis muy altas de dicho gas.

Elegir la máscara para fumigación adecuada

En el momento de poder elegir una máscara para fumigar, el consumidor debería tener en cuenta varios aspectos. Entre las características generales se observarán con mayor atención las prestaciones que brinda, los materiales con los que está confeccionada, los filtros que posee, etc. También tendremos en cuenta la seguridad que dicha máscara aporta para cuidar la salud de quien la utiliza. El equipo de seguridad que se utiliza en las fumigaciones está compuesto por la máscara para fumigación y el filtro. Los filtros vienen diferenciados por distintos colores que determinan el veneno del que protege dicho artículo.

mascaras-fumigacion-tipos mascaras-fumigacion-esquema

Los filtros de color  marrón corresponden a los filtros A y AX y son para utilizarse con gases y vapores orgánicos. Los filtros de color gris son filtros de tipo B y se utilizan para gases y vapores inorgánicos. Los filtros de color amarillo son filtros de tipo E y se utilizan para gases ácidos. Los filtros de color verde son filtros de tipo K y se utilizan para amoníaco. Los filtros de color negro son de tipo CO y se utilizan para Monóxido de Carbono. También se encuentra en el mercado una gran variedad de filtros mixtos (que protegen de partículas y gases al mismo tiempo) y de filtros contra gases combinados (protegen contra vapores orgánicos e inorgánicos al mismo tiempo así como de ácidos, amoníaco y derivados, etc.).  El tiempo de vida útil de un filtro de máscara para fumigación dependerá de la cantidad de veces que se utilice el mismo.

Si en el interior de la máscara para fumigación siente olor, deberá cambiar el filtro inmediatamente, ya que puede no estar filtrando correctamente debido al desgaste del mismo.Para poder fumigar hay que tener en cuenta que la ropa que se utilice sea de algodón. Entre las máscaras para fumigación más utilizadas se encuentran las máscaras hechas en  PVC, que son resistentes a los químicos especialmente para aquellos que se usan en los invernaderos agrícolas. Son muy livianas y no requieren mucho mantenimiento o mantenimiento específico.

Esta mascara tiene como principal virtud que por su diseño cubre la cabeza en su totalidad, junto a la nuca y la espalda de la persona que la utiliza brindándole la seguridad al fumigador que el producto no entrará en contacto con su piel.

En algunos modelos el visor o pantalla es intercambiable. Para comprar la máscara para fumigación adecuada, debemos tener en cuenta varios aspectos más como: el material con el que esta confeccionado el producto, el campo visual del visor (en algunas es muy reducido, por eso el fumigador deberá buscar la medida justa de acuerdo a sus características físicas), si el material utilizado es o no es hipoalergénico, la apertura y el cierre de las bandas de ajuste (dependerá del tiempo de uso; si este es prolongado, cerciórese de que las bandas sean cómodas), hay algunas máscaras que llevan o disponen de una copa nasal interna para evitar que la misma se empañe y dificulte la visión, en algunas máscaras los visores tienen protección para ralladuras, entre otras características.