Maquinas de fumigacion

Mascaras para fumigacion

Fumigacion con helicoptero

Fumigacion con ultra ligeros

Inicio

 
llamenos contacto
 
 

Equipos para fumigación y técnicas efectivas

Fumigar es un proceso más que vital cuando nos vemos invadidos por insectos o criaturas indeseables, pero lo que tenemos que tener en cuenta es que los proceso de este estilo deben realizarse con equipamiento especial, más precisamente con equipos aplicadores de fumigación.

En esta sección de nuestro sitio web, describiremos los métodos y tareas que deben realizarse en caso de ejercer una fumigación profesional, dichas técnicas no solo nos asegurarán la eliminación de las plagas existentes, sino también el control de las mismas ya que con la combinación de dosis y tiempo, conseguiremos resultados satisfactorios, económicos y al mismo tiempo ecológicos.

Los procedimientos como los equipos aplicadores de fumigación que describiremos a continuación corresponden a los requisitos formales requeridos en cualquier tipo de desinfección, particularmente, del tipo cuarentario, pero de todas maneras pueden llevarse a cabo para eliminar cualquier clase de plaga, siempre y cuando se utilicen los productos recomendados para cada una de ellas. Las máscaras, son uno de los elementos que debemos utilizar cuando fumigamos, esto se debe a que la mayoría de los venenos que se manipulan son altamente nocivos para nuestro organismo y son las máscaras las únicas capaces de aislar nuestro sistema respiratorio de los mismos.

equipos-aplicadores-fumigacion-tiposAntes de elegir los equipos aplicadores de fumigación, es necesario determinar el tipo de tratamiento a seguir para eliminar eficazmente la plaga en cuestión sin dañar el producto que se fumiga ni dejar residuos mayores a los permitidos; también debemos considerar que el equipo a utilizar para la fumigación debe tener en cuenta algunos materiales que son de tipo impermeables al veneno (bromuro de metilio), nos referimos al celofán, plástico, aquellos que están recubiertos de cera, los laminados y el papel impermeabilizado.

Para que el veneno actué correctamente no sólo es vital abrir toda cubierta, cajas o recipientes, sino también utilizar picos especiales para poder distribuir de mejor forma los químicos; la línea de introducción al gas debe colocarse arriba de un ventilador y en la parte superior al espacio que se quiere fumigar, el ventilador debe permanecer sujetado fuertemente evitando que su base se caiga. En caso de que estemos desinfectando un local o un depósito, se necesita colocar un trozo de cubierta de plástico arriba de la mercancía, debajo y al frente de cada manguera de introducción del gas, para evitar que el bromuro de metilio gotee sobre ésta ya que si esto ocurre, dicha mercancía puede dañarse.

Equipos aplicadores de fumigación aérea

equipos-aplicadores-fumigacion-modelosLos equipos aplicadores de fumigación se dividen en varios elementos, la mayoría que nosotros conocemos son aquellos portátiles que incluyen tubos, mangueras y tanques, pero la fumigación puede también realizarse mediante medios aéreos. Los ultralivianos son una categoría de aeronaves, pesan unos 200 kilos y se emplean actualmente para fumigar campos; dichos aviones poseen un equipo aplicador de fumigación en su interior que consiste en una bomba eléctrica con diez microventiladores, los resultados que se han obtenido con su uso son excelentes; el costo de la hora de vuelo es 70% menor que en otras aeronaves y el costo del producto se reduce a la mitad con la “aeroaplicación”.

En los grandes campos, para combatir las incesantes plagas de langostas o bichos que destruyen las cosechas es muy común observar que los equipos aplicadores de fumigación se encuentran instalados en estas pequeñas aeronaves; de acuerdo a quienes contratan sus servicios, los resultados son prolongados además de eficientes y las plagas eliminadas no vuelven a visualizarse sino hasta muchos meses.

Más allá del tipo de desinfección y fumigación que se utilice, los venenos suelen ser los mismos independientemente de los medios: tricloruro de fósforo, pentasúlfuro de fósforo, cobre forsfórico, pentóxido de fósforo, etc. Para saber qué dosis se debe aplicar es necesario informarnos sobre el tipo de plaga que nos invade y del volumen o superficie de la dependencia a fumigar; nunca se deben estimar las medidas, un error de medición de apenas 30 cm puede llevar a un error de cálculo y a una inaceptable concentración de residuos en las cosechas y, por supuesto a una consecuente pérdida de la misma. La mayoría de los equipos aplicadores de fumigación incluyen instrucciones precisas sobre su funcionamiento, tanto de forma terrestre como aérea, de todas maneras ante cualquier duda se aconseja consultar con un profesional.